¿Cómo se debe guardar el aceite de oliva? Te contamos algunos consejos prácticos.

¿Cómo se debe guardar el aceite de oliva? Te contamos algunos consejos prácticos.

Para mantener la calidad del aceite de oliva hay que saber muy bien cómo conservarlo.

Food Lovers

Si te preguntas cómo deberías estar guardando el aceite de oliva, tenemos buenas noticias para ti. En esta ocasión, compartimos una serie de consejos para garantizar el óptimo cuidado de este aceite, ya sea en su versión común, virgen o extra virgen.

Además de los muchos beneficios que ofrece para la salud y para el sabor de las comidas, el aceite de oliva cuenta con la principal característica de que, si es de buena calidad, no tiene una fecha precisa de vencimiento.

En su envase sí se puede encontrar una fecha estimativa recomendable para el consumo, la cual suele oscilar entre el año y medio y los 2 años. 

No obstante, si se aplican los cuidados correspondientes, la vida útil del producto se puede estirar tranquilamente. Eso sí, teniendo en cuenta las propiedades de este tipo de aceite, es difícil que pueda durar tanto en la cocina.

Lo que hay que tener en cuenta es que todo esto se aplica siempre y cuando el envase permanezca cerrado de forma hermética. Una vez abierto, sí se debe consumir en el período establecido, aunque esto no significa que no haya que tener ciertos cuidados a la hora de su conservación.

Fuente: abc.es


Aceite de oliva: todo lo que hay que saber para su conservación

Para saber cómo se debería estar guardando el aceite de oliva, solo hay que tomar en cuenta una serie de variables entre las que se incluyen la temperatura, la luz solar, los olores y demás.

A continuación, compartimos una serie de consejos para lograr que este delicioso aceite permanezca conservado en las mejores condiciones posibles.

Temperatura constante.

Los expertos aseguran que la temperatura apropiada para conservar un aceite de oliva es de aproximadamente 18°C. Lo ideal es que la misma se mantenga constante durante todo el año.

Puede que suban o bajen algunos grados, pero lo hay que evitar son los cambios bruscos de temperatura.

Lejos de la luz del sol.

Otra de las claves para la óptima conservación de este tipo de aceite radica en que se debe guardar en un sitio en el que no tenga contacto con la luz solar. Esto se debe a que la misma estimula el proceso de oxidación, sobre todo en aquellas botellas que son transparentes o de colores claros.

Lejos de olores intensos

Para que este producto mantenga sus condiciones intactas, es preciso que se encuentre lejos de otros elementos que puedan desprender olores intensos.


Cierre hermético.

En el caso de que el envase de aceite ya esté abierto, es importante que, luego de usarlo, se cierre de la forma más hermética posible. De esta manera, no solo se evita el contacto con otros olores del ambiente, sino que también se impide que el proceso de oxidación se lleve a cabo con gran velocidad.

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?