Prepara el puré de papas más rico del mundo en simples pasos

Prepara el puré de papas más rico del mundo en simples pasos

Quienes lo prueban dicen que es un auténtico milagro para los paladares.

Food Lovers

El puré de papas más rico del mundo se basa en la combinación de papas y queso. En esta ocasión, te compartimos su receta y todo lo que hay que saber para que salga a la perfección. ¿Te animarías a hacerlo?

Este puré tiene su origen en Francia y se lo conoce como “aligot”. Además de su increíble sabor, la combinación de papas y queso derretido ofrece al mismo una consistencia por demás única e indescriptible.

Otra de las ventajas que tiene es que, para su preparación, se pueden utilizar distintos tipos de quesos. En este caso, seguimos los consejos de Paulina Cocina, quien elige hacer este puré con mozzarella y queso gruyere.

Fuente: es.tastemade.com

¿Qué se necesita para hacer el puré de papas más rico del mundo?

Ingredientes.

Para preparar el aligot se requiere de:

  • 500 gr. de papas.
  • 1 diente de ajo.
  • Leche (cantidad necesaria).
  • 30 ml. de crema de leche (2 cucharadas).
  • 250 gr. de queso (mozzarella y gruyere. Pueden ser otros).
  • Sal y pimienta (a gusto personal).

Para quienes quieran preparar este puré en mayor cantidad, la clave está en que siempre el total del queso corresponde a la mitad de las papas utilizadas. Por ejemplo, si se hace un puré con 1 kilo de papas, hay que agregar 1/2 kg de queso.

Aligot: paso a paso para hacer este puré a la perfección

Elaboración

Lo primero que hay que hacer es lavar bien las papas. Esto se debe a que, para hacer el puré, las mismas se deben cocinar enteras. ¿El motivo? Para evitar la absorción de agua.

Una vez que están bien limpias, se las pone a hervir y, mientras tanto, se puede aprovechar para cortar la mozzarella en pequeños cubos y para rallar el queso gruyere.

Cuando las papas ya están cocidas, hay que retirar del fuego y quitarles la cáscara. A continuación, pisar de manera inmediata para que no pierdan el calor. 

Paulina Cocina recomienda que esto de pisar el puré en caliente se debe hacer siempre, sea cual fuese el ingrediente principal.

Con la papa ya pisada, hay que poner el puré en una olla y llevar a fuego mínimo. En este paso hay que agregar el diente de ajo bien picado e incorporar de a poco la leche y la crema de leche. 

Más allá de que en esta receta se mencionan las cantidades específicas, lo más recomendable es ir agregando en función de las necesidades hasta obtener la consistencia buscada.

También hay que condimentar con sal y pimienta a gusto personal, siempre revolviendo de forma lenta y constante con una cuchara de madera.

Por último, es momento de agregar los quesos. Para que los mismos se derritan sin problemas, la clave está en incorporarlos en dos tandas.

Para que este puré salga a la perfección, el secreto está en cocinar siempre a fuego bajo y en no dejar de revolver en ningún momento, para evitar que se formen grumos y para garantizar que el queso se derrita como corresponde.

Hecho todo esto, el puré ya está listo y a punto para disfrutar. Si bien la idea es usarlo como guarnición, basta probarlo para afirmar con certeza que es el protagonista indiscutible del plato.

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?