Cebolla vs. echalote: cuatro tips para saber cuál elegir para tus comidas

Cebolla vs. echalote: cuatro tips para saber cuál elegir para tus comidas

Ambos son productos extremadamente populares en todo tipo de cocinas del mundo. A pesar de ser bastante similares, tienen algunas diferencias clave. Cómo saber cuál elegir en cada plato.

Food Lovers

Se parecen mucho, pero no son iguales. Las cebollas y los echalotes se han ganado su lugar en la gastronomía mundial desde hace siglos, pero para algunas personas son indistinguibles.

Estos tubérculos que crecen de otoño hasta finales de la primavera están presentes es una variedad casi infinita de platos, ya que le agregan mucho sabor y algo de complejidad a cualquier recetas.

Probablemente, la mayor diferencia entre ambos sea que la cebolla tiene un sabor bastante más fuerte, y además una textura más dura que le da su característica crocantez. Pero no todas sus diferencias son tan obvias. Dejamos a continuación una breve lista para ayudar a los cocineros a decidir si utilizar cebollas o echalotes en sus platos.

1- Caramelización

La primera diferencia es una muy sutil, pero que influye bastante en nuestros platos. Es mucho más fácil caramelizar los echalotes y matizar su sabor, lo que lleva a que el aporte que le dan a los platos sea mucho más sutil que el de la cebolla. Es por eso que no llama la atención que sean los elegidos para los platos de alta cocina.

Foto: Pixabay

2- Tamaño y forma

No es una diferencia tan sutil, pero sirve para que quienes están comenzando a adentrarse en el mundo de la cocina los distingan sin problemas. Los echalotes son más pequeños que las cebollas, y también tienen un tallo más alargado.

3- Beneficios

Ambos son buenos para el organismo, pero aportan beneficios diferentes. Los echalotes son ricos en antioxidantes, hierro, calcio, potasio y vitaminas A y C. Las cebollas, en tanto, tienen mucha fibra y propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas.

4- Usos más comunes

La sutileza que aportan los echalotes hace que sean ideales para ser utilizados en salsas. Su sabor dulce es otro de los puntos que los beneficia en este aspecto. Es por eso que también son muy elegidos para realizar platos frescos y sin cocción. Las cebollas, en tanto, le agregan una capa de sabor a cualquier plato que siempre es muy bienvenida.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?