Descubre cómo hacer unas tartitas de queso Philadelphia decoradas con frutas

Descubre cómo hacer unas tartitas de queso Philadelphia decoradas con frutas

Una preparación fresca, tentadora y súper fácil y rápida de preparar.

Food Lovers

La tarta de queso Philadelphia se puede hacer como mini tarteletas o en su versión grande para porcionar, de unos 25 cm de diámetro o el molde que tengas en casa.

La ventaja es que se trata de una preparación suave al paladar, amable, y a la vez su consistencia cremosa contrasta con las frutas, proporcionándoles el acompañamiento ideal para consumirla como postre o merienda.

Existen varios tipos de tartas de queso, la mayoría tiene su origen en Grecia, hace más de 4000 años.

Está acreditada en los escritos de Ateneo la primera tarta de queso en el año 230 d. C., para la que se trataba de trabajar el queso hasta volverlo suave y cremoso, mezclarlo con miel y harina de trigo, calentarlo hasta volverlo una masa y luego dejar enfriar para servir.

La tarta de queso es conocida en todo el mundo y está hecha en base a distintos quesos. Vamos con esta versión para servir con frutas a base de queso Philadelphia, receta que se origina en Nueva York en 1880 cuando Kraft Heinz Co. obtiene su nombre como parte de una estrategia de marketing que buscaba asociar el producto con la producción de preparaciones de calidad premium.

Gourmet y exquisitas tartitas de queso Philadelphia

Ingredientes:

  • 1 paquete de galletitas tipo María, redondas de vainilla
  • 60 gr de manteca
  • 3 huevos
  • 1 tarrina de queso Philadelphia para untar
  • 2 yogures naturales
  • 160 gr de azúcar
  • 2 cucharas soperas de maizena
  • Fruta fresca como frutilla, kiwi, arándanos, frambuesas, moras, etc.
Foto: Pixabay

Preparación:

Para la base de la tarta: desarmar las galletitas triturándolas. Luego mezclarlas con un huevo y la manteca derretida. Colocar la base aplanándola hasta cubrir un molde apto para microondas.

Mezclar con la batidora el resto de los ingredientes y después, verter la mezcla líquida sobre la base.

Llevar a microondas a máxima potencia durante aproximadamente 13 minutos. Dejar enfriar en la heladera y al sacarlo, desmoldar y decorar con frutas.

También se le puede adicionar mermelada de frambuesa o la que más nos guste para lograr el efecto de que las frutas queden “pegadas“ en la parte superior.

Para tartitas individuales, el procedimiento es igual en los moldes pequeños. A disfrutar de esta opción dulce, fresca y atractiva a la vista.

Para dudas, sugerencias de nuevas recetas y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?