Engordé en este encierro ¡y necesito una dieta!

Engordé en este encierro ¡y necesito una dieta!

Encerrados a pura TV es normal que muchos hayan subido de peso sin darse cuenta. ¡No es tarde! En esta nota algunos consejos para quienes quieran perder esos kilos de más.

Food Lovers

Ante una situación de anormalidad como estar confinados por varias semanas, es normal que muchas personas reaccionen de modos diversos a como se comportan en su rutina diaria.

No solo la falta de ejercicio físico (porque no todos pueden hacer gimnasia en casa frente a una pantalla), sino también el desorden de horarios, cambio de agenda (a veces muchas tareas, a veces muy pocas), indisponibilidad de algunos alimentos por desabastecimiento o por frecuencia de salidas para las compras, la costumbre de amasar y cocinar mucho más que antes porque hay tiempo, etc. Sumado todo esto también afecta la ansiedad que provoca la incertidumbre económica, o el estar lejos de nuestros seres queridos, y que muchos combaten comiendo por de más. ¿El resultado? Engordan.

Muchos son los motivos por los que se puede cambiar de hábitos alimenticios y reducir el movimiento para perder calorías. Es por eso que después de dos meses de confinamiento gran cantidad de gente (casi el 60% en Argentina) se ha visto superado por toda esta situación y se ha descubierto más gorda,  con ganas de estar más flaco y comenzar una dieta. A veces cambiando hábitos alcanza, sin necesidad de implementar un régimen estricto.

Ya sea por salud (lo más importante) o por estética, hay un interés real y generalizado  en querer adelgazar. A continuación algunos consejos para poder hacerlo.

  • Consultar al médico o nutricionista para que nos indique cuánto peso deberíamos perder y en qué lapso de tiempo.

Mientras tanto:

  • Poner horarios de comida
  • Intentar hacer ejercicio para perder calorías. A veces alcanza con unas abdominales o saltos a la soga diariamente. O caminar una hora si pudieras salir. O dejar de usar el ascensor.
  • Evitar los ultraprocesados (eso que si no leemos la etiqueta no sabemos qué es)
  • Planificar el menú semanal
  • Comprar más frutas y verduras, que carnes, lácteos, alimentos azucarados y harinas.
  • Comer un poquito menos, y alimentos reconocibles, sanos, naturales, con buena composición nutricional (y pocas grasas).
Es imprescindible comer alimentos sanos y naturales.
  • Armar los platos con más cantidad de vegetales que de otras cosas.
  • Comer una fruta antes de las comidas principales para tener una pronta saciedad.
  • Evitar repetir
  • Reemplazar proteína animal por legumbres
  • Al salir a restaurantes, pedir los platos más livianos que tengan, y consumir poco alcohol.
  • ¿Queremos adelgazar? ¡No a los fritos por favor!
  • Intentar bajar niveles de ansiedad organizando una agenda de actividades y manteniéndose ocupado.

Estar más delgado y no recuperar los kilos fácilmente, es un proceso lento que lleva trabajo. ¡Así que paciencia! 

Seguinos en nuestras redes y enterate de todas las novedades del mundo de la gastronomía.

Instagram @FoodLoversMDZ     Facebook FoodLovers.MDZ    Twitter @FoodLoversMDZ 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?