¿Y si comemos al aire libre?

¿Y si comemos al aire libre?

En esta nota la diseñadora y food stylist Carolina Aranda te propone que disfrutes del aire y el sol de noviembre comiendo algo rico en un parque o en tu terraza o jardín

¡Ya estamos en noviembre!!! como pasa el tiempo! muy rápido… algo en lo que pienso mucho últimamente es en no dejar que la vida apurada nos arrastre o que el celular nos atrape constantemente, y que pasen nuestros días, o nuestros momentos lindos como una vorágine en la que parecemos estar viviendo dentro de una maratón, ¿para llegar a dónde?… Creo que es bueno darnos la oportunidad de empezar a despertar… y vivir la vida con el espacio para ser más conscientes de cada momento y sentir la plenitud que todos nos merecemos. Tal vez la felicidad se nos acerque un poquito más…

Aprovechemos esta maravillosa época para preparar comidas que podamos disfrutar al aire libre, que nos permitan vivir el espacio, donde estemos más en contacto con la naturaleza, que nos transmite su belleza, armonía y paz. Creo que es una pequeña cosa que podría sumar alegría a nuestro día a día y sacarnos de la rutina diaria. ¡A veces no se trata de ir muy lejos! aunque también Mendoza nos ofrece lugares preciosos para comer en medio de un paisaje natural y espléndido. Pensá en aprovechar tu propio espacio de aire, tu balcón, terraza, galería o jardín. Te doy unos tips para disfrutar en armonía con vos mismo o con quien más quieras, tus hijos, amigos o familia.

.

1. ¡CONEXIÓN CON EL EXTERIOR!

.

Prepará una comida que pueda adecuarse al espacio exterior que tenés en tu hogar, además del clásico asado hay otras opciones que se adecúan perfectamente, como pueden ser ensaladas o tablas de picada donde se coloquen distintos alimentos y sabores, podés incluír bastones de queso, verduras, frutos secos y panes. Una buena idea para las picadas es hacer salsas a base de distintos vegetales, ¡toda una diversidad de sabores para degustar!

2. ¡CRUJIENTE Y HÚMEDA!

.

Un postre súper fácil lindo para esta época es la torta Pavlova, que consiste en una base de merengue que se rellena con crema chantilly y trozos de fruta, en este caso frutos rojos, que le van perfecto. Se combinan las texturas crujiente por fuera y húmeda por dentro, el toque dulce y fresco perfecto para saborear mirando las estrellas!

3. ¡MINI TIPS! de foodstyling

.

- Para dar sensación de rústico, utilizar fondos de madera, para dar sensación de pulcritud y luminosidad, usar mármol blanco.

- Buscar alimentos con colores bien definidos.

- Para que una ensalada de “verdes” se vea súper fresca, rociarla antes de hacer la foto con agua fresca.

- Los alimentos extra fotogénicos: dientes de ajo con sus cáscaras y la cebolla morada, por su tono nacarado y la textura de su piel.

- Incorporá géneros, aportan calidez y textura, elegí telas livianas. Podés combinar lisos con estampados, cuadros o rayas y ¡si tienen hilachas mucho mejor! descontracturan ese elemento de composición.

¡Espero que te hayan inspirado mis tips para vivir con plenitud este noviembre fantástico!

¡Hasta nuestro próximo encuentro en diciembre!

.

Carolina Aranda - Food Stylist

  1. @carolina_aranda_foodstyling

@pictable

www.pictable.com.ar

Mis agradecimientos a Ana, Isa, Vero, Fede, Ali y Martín. Fotos gentileza Revista Cima.

Fotografía: Federico García

¿Querés recibir notificaciones de alertas?