Deliciosa y aireada mousse de café en simples pasos

Deliciosa y aireada mousse de café en simples pasos

¿Cómo preparar una deliciosa mousse de café? En la nota te lo contamos.

MDZ Gastronomía

MDZ Gastronomía

La mousse de café es un postre deliciosamente sofisticado. Es el final perfecto para una cena a la luz de las velas para dos o para sorprender a tus invitados después de una rica comida.

Se trata de una alternativa a la mousse de chocolate, ideal para los que quieren algo rico, fácil de hacer y que no brinde los mismos sabores que normalmente se suelen encontrar en los postres.

La receta de la mousse de café es relativamente simple. Si ya has preparado algún tipo de mousse, te darás cuenta que es ligeramente diferente de otras recetas, porque utiliza leche evaporada y azúcar morena, y se estabiliza con gelatina.
 

Fuente: Kisoulou (Unsplash.com)

Receta de mousse de café

Ingredientes

  • 2 tazas de leche evaporada
  • 2/3 taza de café fuerte
  • 3 yemas de huevo grandes
  • 2/3 taza de azúcar morena, empacada
  • 1 sobre de gelatina sin sabor, diluida en 3 cucharadas de agua fría
  • 1 1/2 tazas de crema espesa

Preparación 

  1. En una cacerola mediana mezcla la leche evaporada y el café. Cocina a fuego lento, revolviendo ocasionalmente hasta que comience a humear.
  2. En un recipiente aparte mezcla las yemas de huevo y el azúcar morena.
  3. Agrega 1/2 taza de leche caliente a la mezcla de huevo, batiendo constantemente, hasta lograr una preparación homogénea. 
  4. Es momento de que sumes la mezcla tibia de huevo y leche nuevamente a la leche caliente en la cacerola, y cocines a fuego lento, revolviendo constantemente, hasta que la mezcla alcance 70 C.
  5. Retira del fuego y agrega la gelatina. Enfría bien la crema pastelera de café.
  6. Bate la crema en un recipiente aparte hasta que se formen picos rígidos.
  7. Mezcla bien 1/2 taza de la crema batida en la crema pastelera fría y luego agrega suavemente la restante. La mousse de café estará lista cuando la crema esté completamente incorporada a la batida y no se vea veteado. 

Lleva al refrigerador y sirve la mousse de café fría. ¡A disfrutar!
 

Dos tips que nunca fallan 

Existe un truco para hacer con éxito la crema de huevo que se mezcla con la crema recién batida. 

Después de calentar la leche evaporada y el café, deberás templar las yemas de huevo endulzadas, agregando solo una medida de la leche de café caliente y mezclándola antes de combinarla con el resto de la leche caliente. 

Vierte lentamente, en ambas ocasiones, porque este paso clave calienta gradualmente los huevos y evita que se cuajen, si no podrías crear una mousse poco apetitosa.

En cuanto a la infusión que elijas, ten en cuenta que el café es el único saborizante de este postre, asegúrate de que sea bueno y fuerte. 

Prepara café con granos recién molidos y elige un método de preparación, como una prensa francesa o vertido, que produzca una taza más rica y sabrosa que una máquina de preparación por goteo estándar.

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?