Alimentación saludable

Una de cada cinco personas en el planeta no accede a una dieta saludable: las graves consecuencias

Un informe reveló que tres mil millones de personas no tienen acceso a una dieta saludable, causando consecuencias en la nutrición mundial.

MDZ Estar Mejor
MDZ Estar Mejor lunes, 17 de junio de 2024 · 12:51 hs
Una de cada cinco personas en el planeta no accede a una dieta saludable: las graves consecuencias
Las consecuencias de que tres mil millones de personas no tengan acceso a una dieta saludable. Foto: AP

Un reciente informe del Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI) revela que tres mil millones de personas en el mundo no tienen acceso a una dieta saludable. Este alarmante dato subraya la urgencia de transformar los sistemas alimentarios para prevenir desnutrición y enfermedades no transmisibles, responsables de más del 73% de las muertes globales.

El Informe sobre Políticas Alimentarias Globales (GFPR) 2024 sostiene que una alimentarse apropiadamente podría salvar una de cada cinco vidas. Proporcionando los nutrientes necesarios para una vida activa y saludable, una buena alimentación contribuye al bienestar y a la productividad de la población mundial.

Sin embargo, muchas personas enfrentan barreras para acceder a comer bien, que a menudo no son asequibles ni disponibles. El IFPRI sugiere soluciones específicas para cada comunidad, que sean adaptables, dinámicas y equitativas, para garantizar una alimentación balanceada y nutritiva.

Las consecuencias de que tres mil millones de personas no tienen acceso a una dieta saludable.
(Shutterstock)

Uno de los principales desafíos es la preferencia por alimentos ultraprocesados y el excesivo consumo de productos de origen animal, aunque muchas poblaciones vulnerables aún carecen de acceso adecuado a estos alimentos. La urbanización y la transformación rural han incrementado el consumo de productos poco saludables debido a su bajo costo.

El estudio también destaca la necesidad de implementar políticas que gestionen la nutrición, como el etiquetado frontal obligatorio y restricciones en la comercialización de productos no saludables, especialmente dirigidas a niños y adolescentes. Además, los sistemas alimentarios deben considerar el cambio climático y las limitaciones ambientales.

Las consecuencias de que tres mil millones de personas no tienen acceso a una dieta saludable.
(Shutterstock)

Para reducir esta manera de comer, el informe sugiere aumentar la comunicación para el cambio de comportamiento y programas de asistencia social que aborden las barreras hacia hábitos para alimentarse de manera saludable y sostenible. También es crucial aumentar el suministro de alimentos nutritivos diversos, seguros y asequibles.

Un enfoque bien abarcativo es esencial para lograr una transformación significativa. Esto incluye la interacción entre patrones dietéticos, entornos alimentarios, producción y políticas, junto con factores sociales y ambientales. Ninguna intervención o política única puede lograr el cambio necesario; todas las acciones deben estar interconectadas y respaldadas por una buena gobernanza para lograr dietas saludables y sostenibles.

Las consecuencias de que tres mil millones de personas no tienen acceso a una dieta saludable.
(Shutterstock)

Las consecuencias de una mala nutrición son devastadoras: millones de personas sufren de deficiencias de micronutrientes, sobrepeso, obesidad, hipertensión y diabetes. Es por esto que transformar los sistemas alimentarios es vital para mejorar la salud y el bienestar global.

Archivado en