Salud y bienestar

Revelan por qué la diabetes 1 ya no es un factor de muerte prematura

Un estudio reveló que la diabetes tipo 1 ya no sea un factor de muerte prematura, luego de comparar un período de tres décadas para la investigación.

MDZ Estar Mejor
MDZ Estar Mejor lunes, 17 de junio de 2024 · 13:41 hs
Revelan por qué la diabetes 1 ya no es un factor de muerte prematura
Un estudio reveló que la diabetes tipo 1 ya no sea un factor de muerte prematura. Foto: Shutterstock

Los avances en los tratamientos médicos lograron que la diabetes tipo 1 ya no sea un factor de muerte prematura. Un estudio global reciente muestra que las tasas de mortalidad asociadas a esta enfermedad han disminuido considerablemente en las últimas tres décadas.

El equipo de investigación, liderado por Yongze Li del Primer Hospital de la Universidad Médica de China, encontró que la mejora en la atención médica ha incrementado la longevidad esperada para quienes padecen esta condición. Antes, este flagelo acortaba significativamente la vida de los pacientes, pero hoy muchos llegan a la tercera edad.

La diabetes tipo 1 se produce cuando el sistema inmunitario destruye las células del páncreas que producen insulina. Esto obliga a los afectados a administrársela de forma externa diariamente para mantener su salud. Si no se controla adecuadamente, la enfermedad puede tener graves consecuencias para la salud.

Un estudio reveló que la diabetes tipo 1 ya no sea un factor de muerte prematura.
(Shutterstock)

Analizando los datos del Estudio sobre la Carga Global de Enfermedad y los Factores de Riesgo de 2019, los investigadores encontraron que, en 1990, alrededor de 1.3 millones de personas mayores de 65 años vivían con diabetes tipo 1. En aquel 2019, esta cifra aumentó a más de 3,7 millones, mientras que las tasas de mortalidad disminuyeron de 4,7 a 3,5 por cada 100.000 habitantes.

El estudio revela que la prevalencia de esta deficiencia aumentó, especialmente en hombres y en todos los grupos de edad de 65 a 94 años, mientras que las tasas de decesos han disminuido en todos los grupos, con una mejora notable en mujeres y personas menores de 79 años. Sin embargo, estas mejoras no son uniformes a nivel mundial.

Un estudio reveló que la diabetes tipo 1 ya no sea un factor de muerte prematura.
(Shutterstock)

Las tasas de mortalidad cayeron 13 veces más rápido en países con altos índices sociodemográficos en comparación con naciones más pobres, donde la reducción de muertes prematuras fue menor. Mantener el azúcar en la sangre controlado es esencial para mejorar los resultados y reducir el riesgo de complicaciones incapacitantes.

Aunque las noticias son mayormente positivas, los investigadores enfatizan la necesidad de mejorar la atención para las personas mayores con diabetes. “Nuestro estudio aboga por estrategias de afrontamiento urgentes para poblaciones envejecidas y una asignación racional de los recursos sanitarios”, concluyeron.

Archivado en