Truco culinario

La manera para que tus comidas no se peguen en tu sartén de acero inoxidable

Es común que lo que cocines en este tipo de utensilios terminen pegándose ya que es una cuestión de temperaturas

MDZ Estar Mejor
MDZ Estar Mejor lunes, 17 de junio de 2024 · 18:46 hs
La manera para que tus comidas no se peguen en tu sartén de acero inoxidable
Así no se pegarán tus comidas en tu satén de acero inoxidable Foto: Shutterstock

Si bien en el mundo se ha popularizado el uso de sartenes antiadherentes, el teflón que componen estos utensilios pone en duda la seguridad con la que cocinamos, ya que este recubrimiento está fabricado con una sustancia que con un calor mayor a 260 grados podría largar gases nociva para la salud. Es por ello que muchas personas han vuelto a buscar alternativas para el uso culinario como la sartén de acero inoxidable, que con este truco evitarás que tus comidas se peguen a ella.

Lo cierto es que muchas veces la comida se pega a las sartenes de acero inoxidable, pero eso no quiere decir que no las debamos utilizar o utilizar exclusivamente las antiadherentes, ya que nuestras abuelas cocinaban todo tipo de comidas en estos utensilios de acero o hierro.  

Las comidas se pegarán en la sartén de acero inoxidable sin no pones en práctica este truco. Foto: Shutterstock

El truco para que tus comidas no se peguen en la sartén de acero inoxidable

Como es costumbre, al comenzar a cocinar con una sartén de acero inoxidable, echamos aceite en ella para evitar que las comidas se peguen, aunque la realidad es distinta porque si se termina produciendo esto.

El truco consiste en, primeramente, calentar la sartén de acero inoxidable lo suficiente para alcanzar la temperatura denominada “Leidenfrost”, que es un valor por encima de la temperatura de ebullición, y lo que sucede es que al echar una gota de agua sobre la sartén no se evapora, formando un colchón de agua en estado gaseoso que no toca la superficie del utensilio, y a partir de este efecto se evitará que la comida se pegue.

primero, debes calentar muy bien la sartén de acero inoxidable para que no se peguen tus comidas. Foto: Shutterstock

Lo que se debe hacer es calentar la sartén a fuego medio alto durante un par de minutos. Luego comprobar que esté a la temperatura correcta explicada anteriormente. Así, cuando la sartén haya pasado un buen tiempo en el fuego, debes salpicarla con agua.

Si las gotas se evaporan inmediatamente, es que no está suficientemente caliente, ya que con la temperatura correcta las gotas de agua deben “bailar” en la sartén sin desparramarse. Si tienes un termómetro infrarrojo, la temperatura debería marcar más 193 ºC. Es en este punto en el que puedes echar el aceite y luego lo que vas a cocinar, sin que termine pegándose en la superficie de la sartén.

Archivado en