Rostro radiante

Rostro radiante: elimina impurezas y células muertas en un dos por tres

Dedica unos minutos a la semana a estos tratamientos que transformarán tu piel y le brindarán una apariencia fresca.

MDZ Estar Mejor
MDZ Estar Mejor jueves, 16 de mayo de 2024 · 12:02 hs
Rostro radiante: elimina impurezas y células muertas en un dos por tres
Haz una profunda limpieza facial y elimina las impurezas. Foto: Archivo

Dale un segundo respiro a tu piel con estos vapores y exfoliantes naturales. Elimina esas impurezas, células muertas y toxinas, y disfruta de una piel más suave, luminosa y saludable. Y es que para mantener un rostro radiante es necesario cumplir una rutina de cuidado que incluya la limpieza profunda y la exfoliación regular. 

Los vapores y los exfoliantes naturales logran este objetivo, ya que no solo purifican la piel, sino que también la nutren y rejuvenecen. Una de las mejores maneras de comenzar es con el vapor de pepino y manzanilla. Para preparar este tratamiento, necesitarás dos bolsitas de té de manzanilla, dos o tres gotas de aceite de manzanilla, un pepino pequeño cortado en rodajas finas, y un poco de aceite de almendras o crema hidratante.

El pepino y la manzanilla limpiarán los poros.

Hierve agua y coloca las bolsitas de té de manzanilla en una taza, dejando que se infusionen durante unos minutos. Luego, añade las gotas de aceite de manzanilla al té. A continuación, coloca las rodajas de pepino en el líquido caliente y deja reposar hasta que el agua esté tibia. Mientras tanto, puedes preparar tu propia mascarilla de tela de algodón. Recorta una tela del tamaño de tu rostro, asegurándote de hacer aberturas para los ojos, la boca y la nariz. Empapa esta mascarilla con el líquido cosmético, exprímela ligeramente y estírala sobre tu rostro.

El vapor de pepino y manzanilla abrirá tus poros y permitirá que los ingredientes activos penetren en profundidad, eliminando las impurezas y las células muertas. Déjala actuar durante unos 10-15 minutos, relajándote y disfrutando de sus beneficios. Una vez transcurrido este tiempo, retira la mascarilla y masajea suavemente tu piel con un poco de aceite de almendras o crema hidratante. Notarás inmediatamente una sensación de frescura y suavidad.

Exfolia tu rostro con aceites esenciales.

Otro paso en esta rutina de cuidado es la exfoliación, y para ello, un exfoliante de aceites esenciales es una opción excelente, especialmente para suavizar la piel seca. Necesitarás dos cucharadas de salvado de almendra, agua de rosas, dos gotas de aceite de rosas y una gota de aceite de lavanda.

Para preparar el exfoliante, mezcla el salvado de almendra con suficiente agua de rosas para formar una pasta espesa. Añade las gotas de aceite de rosas y de lavanda, y mezcla bien hasta obtener una consistencia homogénea. Aplica esta mezcla sobre tu rostro limpio y húmedo, realizando suaves movimientos circulares con las yemas de los dedos.

Archivado en