Sueño reparador

Cuáles son las posturas en las que nunca deberías dormir

A la hora de dormir, existe una serie de posturas que no son recomendadas a la hora de dormir. Conocelas.

MDZ Estar Mejor
MDZ Estar Mejor miércoles, 1 de mayo de 2024 · 18:51 hs
Cuáles son las posturas en las que nunca deberías dormir
¿Cuál es la mejor postura para dormir? (Shutterstock)

El sueño reparador es crucial para el bienestar del cuerpo, ya que durante la noche, las células realizan labores de regulación y limpieza. Este proceso es esencial para contrarrestar los efectos del estrés diario, la deshidratación, las infecciones y otros desafíos que enfrenta el organismo. Sin embargo, la postura para dormir es súper importante.

Según el Dr. Rodríguez Molina, del Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina de la UNAM, durante la noche se eliminan sustancias tóxicas que el metabolismo produce durante el día. Estos compuestos, llamados oxidantes, son expulsados a través del líquido cefalorraquídeo para prevenir daños celulares. Si el cuerpo no logra deshacerse de estas toxinas, pueden surgir complicaciones de salud.

Las posturas en las que no debemos dormir (Shutterstock).

Para garantizar un sueño óptimo, es crucial respetar las horas de descanso recomendadas. Según el NIH, los adultos suelen necesitar entre 7 y 8 horas de sueño por noche, mientras que los niños y adolescentes requieren cantidades mayores.

Sin embargo, la postura en la que dormimos también puede afectar la calidad del sueño y la salud en general, entendiendo que puede traer serias consecuencias a mediano o largo plazo. El Dr. Juan Carlos del Razo Becerril identifica dos posturas que no son recomendables:

Dormir boca arriba: Esta posición puede empeorar la apnea del sueño al obstruir las vías respiratorias, lo que conduce a ronquidos y problemas respiratorios. La interrupción constante del sueño puede aumentar la frecuencia cardíaca y la presión arterial, lo que a largo plazo puede causar estrés cardiovascular y aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas.

Dormir boca abajo: Esta postura puede ejercer presión sobre la región cervical y del cuello, provocando dolor y problemas cervicales. Además, puede dificultar la respiración al comprimir el tórax y reducir el flujo de aire. Una de las más complejas de las posiciones para descansar.

Las posturas en las que no debemos dormir (Shutterstock).

En este contexto, el Dr. del Razo Becerril recomienda dormir de lado, preferiblemente del lado izquierdo. Esta postura ayuda a prevenir dolores cervicales y de espalda, mejora la respiración, reduce los ronquidos y disminuye el reflujo gastroesofágico.

Dormir del lado izquierdo también favorece el flujo sanguíneo y evita la compresión de la arteria aorta, lo que beneficia la salud del corazón. Es importante tener en cuenta estas recomendaciones para garantizar un sueño reparador y una óptima salud física.

Los especialistas recomiendan dormir de lado izquierdo (Shutterstock).

 

Archivado en