Bellísima

Cómo reducir el volumen de los muslos

La pérdida de grasa localizada es un mito ampliamente desmentido, se requiere paciencia.

MDZ Estar Mejor
MDZ Estar Mejor jueves, 11 de abril de 2024 · 17:16 hs
Cómo reducir el volumen de los muslos
Los muslos se reducen con ejercicio y una buena dieta. Foto: Archivo

La acumulación de grasa en los muslos puede ser difícil de eliminar, lo que puede resultar frustrante. Sin embargo, con el enfoque adecuado y un poco de paciencia, es posible reducir el volumen de de esta zona del cuerpo y lograr la firmeza deseada.

Es importante tener en cuenta que la pérdida de grasa localizada es un mito ampliamente desmentido. “Nuestro cuerpo pierde grasa de manera generalizada, por lo que no podemos elegir específicamente de qué área queremos eliminarla. Sin embargo, podemos enfocarnos en mejorar la tonificación muscular y la composición corporal global, lo que a su vez puede hacer que nuestros muslos luzcan más firmes y esbeltos”, señala Alberto Egea, coach deportivo.

Déficit calórico en la dieta.

Para reducir el volumen de los muslos es fundamental crear un déficit calórico. Esto significa consumir menos calorías de las que quemamos a lo largo del día. Para lograrlo, es importante llevar una alimentación equilibrada y saludable, rica en frutas, verduras, proteínas magras y grasas saludables. Además, es importante controlar las porciones y evitar los alimentos procesados y ricos en azúcares añadidos. También es recomendable mantenerse bien hidratado y limitar el consumo de alcohol, ya que este puede contribuir al aumento de peso.

Ejercicios de fuerza para tonificar.

La tonificación muscular puede mejorar el metabolismo y cambiar la apariencia de los muslos, haciéndolos parecer más firmes. Por ello, es importante incorporar ejercicios de fuerza específicos para las piernas en nuestra rutina de entrenamiento. Algunos ejercicios efectivos para tonificar los músculos de las piernas incluyen sentadillas, zancadas, peso muerto y elevaciones laterales con bandas elásticas. 

Estos ejercicios ayudan a fortalecer los músculos del cuádriceps, isquiotibiales y glúteos, contribuyendo a una apariencia más definida y estilizada. Las sentadillas: Colócate con los pies separados al ancho de caderas y baja lentamente tu cuerpo como si te sentaras en una silla imaginaria. Mantén la espalda recta y empuja hacia arriba desde los talones para volver a la posición inicial. También las zancadas y el peso muerto.

Archivado en