Hogar y bienestar

Secretos de jardinería: cultiva orégano en maceta

El orégano no solo agrega sabor a las comidas, sino que también ofrece una serie de beneficios para la salud.

MDZ Estar Mejor
MDZ Estar Mejor viernes, 22 de marzo de 2024 · 09:43 hs
Secretos de jardinería: cultiva orégano en maceta
El orégano es una planta aromática con grandes beneficios. Foto: Archivo

Para comenzar a cultivar orégano en macetas, es importante elegir un recipiente adecuado con buen drenaje. Esto evitará el encharcamiento de la tierra, y que la planta se ahogue. Puedes utilizar macetas de barro, plástico o cerámica, siempre y cuando tengan agujeros en la base para permitir que el agua se drene correctamente.

Una vez que hayas seleccionado el recipiente adecuado, llena la maceta con tierra de buena calidad. Puedes utilizar tierra para macetas o mezclar tierra de jardín con compost orgánico para mejorar su fertilidad. Asegúrate de dejar espacio suficiente en la parte superior de la maceta para colocar las semillas o plántulas de orégano.

Elige una maceta con buen drenaje para tu orégano. Fuente: Pexels.com

Coloca las semillas de orégano a una profundidad superficial en la tierra. No es necesario enterrarlas demasiado, ya que necesitan luz para germinar correctamente. Si decides plantar plántulas en lugar de semillas, asegúrate de colocarlas a la misma profundidad a la que estaban creciendo en su contenedor original.

Mantén la tierra húmeda pero no empapada. El exceso de agua puede provocar pudrición de las raíces y enfermedades fúngicas en la planta. Riega el orégano con moderación, asegurándote de que el agua se filtre por los agujeros inferiores de la maceta. Es recomendable regar por la mañana temprano o por la tarde para evitar que el sol caliente demasiado el agua y dañe las hojas.

El orégano requiere luz. Fuente: Pexels.com

Ubica tu maceta de orégano en un lugar soleado. Esta planta requiere al menos 6 horas diarias de luz directa para crecer saludablemente. Coloca tu maceta cerca de una ventana orientada al sur o ponla en un balcón bien iluminado donde reciba suficiente luz solar durante el día.

El orégano es una planta resistente que no requiere muchos cuidados adicionales. Sin embargo, puedes fertilizarla ocasionalmente con un abono orgánico equilibrado para promover un crecimiento vigoroso y una mayor producción de hojas aromáticas.

Archivado en