La infancia pobre de Úrsula Corberó y su pelea con su hermana

La infancia pobre de Úrsula Corberó y su pelea con su hermana

La famosa actriz española brilla y conquista mercados con su talento, pero sus orígenes distan de este presente maravilloso.

MDZ Espectáculos

MDZ Espectáculos

Talentosa, cautivante, bella y multifacética. Úrsula Corberó es sinónimo de éxito, principalmente desde que irrumpió en millones de hogares en el planeta con su excelente interpretación de Tokio en la aclamada serie La Casa de Papel, esa producción que cultivó fanáticos por todos los rincones del mundo.

La española no detiene su evolución, no se duerme en los laureles conseguidos y ahora logró ejecutar el paso más adrenalínico para un actor: llegar a Hollywood. Sí, la novia del Chino Darín atravesó diversas instancias de casting y convenció a los productores para formar parte del tanque  Eyer: G.I Joe’s Origen, que se estrenó hace unos meses.

Las rosas no acompañaron siempre su sendero, de hecho las piedras brotaron en su camino para estimularla a continuar con sus deseos a toda costa. Los orígenes de Úrsula distan de una panacea y la historia familiar incluye todo tipo de condimentos, hasta una prohibición al amor de sus padres.

Corberó se crió en un pueblo de Cataluña, San Pedro de Vilamajor, que se halla a 46 kilómetros de Barcelona y en el que residen apenas unas cuatro mil personas. En ese contexto, su madre y su padre transitaron por dificultades económicas y nunca sobró nada en el hogar, todo lo contrario.

La española sintió el llamado de la pasión por la actuación en su inocente infancia, cuando le transmitió a sus papás que deseaba con fervor aprender ese oficio maravilloso a los seis años. Todo un reto para un núcleo familiar que a duras penas sobrellevaba el día a día con el trabajo de carpintería de Pedro. 

No obstante, su mamá, Esther Delgado, entendió el anhelo de su pequeña, así como procuró que las puertas a las oportunidades se abrieran de otra manera a su propia historia y se lanzó a la aventura de conseguir otra fuente de ingreso. Así, la madre se arremangó con todo tipo de actividad, ya sea limpiar casa u oficiar de costurera.

Eso no fue todo, porque luego llegaron los contratiempos para acercarse a los castings, con la enorme distancia hasta la ciudad condal. “Vivíamos a 62 kilómetros de Barcelona y mi madre no tenía coche ni carné (de conducir), hacíamos autoestop en el pueblo para que nos llevaran al pueblo de al lado y allí cogíamos un tren que nos dejaba en Barcelona. Después, metro. Las colas de los castings de publicidad eran infernales y durante un año no me cogieron para ningún anuncio, pero quien la sigue la consigue”, confesó Úrsula.

Existe otra arista en los orígenes de Corberó, una trama que luce de un guión de una telenovela. Resulta que su madre quedó embarazada a los 17 años, en una época disímil a la actual, el escarnio público fue tal que la expulsaron del colegio secundario por la simple razón de llevar en su vientre a Mónica, la hermana mayor de la actriz.

Los padres de Esther tomaron la horrenda decisión de impedir que siguiera adelante con su relación amorosa durante años, una prohibición injusta e irracional. Por eso, Mónica dispone como apellido Delgado y no Coberó. Claro que el sentimiento pudo más y con los años los padres de Úrsula se escaparon para comenzar una vida juntos, así llegó al universo la actriz.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?