Salud en Mendoza: De terapia intensiva a una provincia sana

Salud en Mendoza: De terapia intensiva a una provincia sana

Elisabeth Crescitelli en un repaso de su gestión: desde la cartera de Salud con stock cero a la atención de 4 millones de consultas en un año.

Elisabeth Crescitelli, la ministra de Salud que cuenta con una amplia carrera en el ministerio, fue contundente en el análisis de su gestión al frente de la salud de toda la provincia: “marco una absoluta diferencia entre antes y ahora. Creamos un sistema transparente para generar confianza en los proveedores que habían sido defraudados.” Con críticas fuertes a la gestión anterior de gobierno, Crescitelli está segura de que dejará a su cartera mucho mejor de lo que la encontró Cornejo al llegar a la gobernación. “Teníamos deudas, no se pagaban los sueldos, había stock cero en insumos”, recordó.

Para la ministra fue clave el avance en trabajar a través de los convenios marco, que en la actualidad son más de ocho, y que permitieron generar un sistema eficiente para la compra de insumos en el sistema de salud de la provincia. Además Crescitelli resaltó el avance en la cobertura universal de salud: mejor y más amplia atención en efectivos públicos, ampliación de hospitales, mejora de centros de salud, historias clínicas electrónicas y turnos protegidos, entre otros factores que sacaron a Mendoza de terapia intensiva.

“Teníamos deudas, no se pagaban los sueldos, había stock cero en insumos”

Aunque Crescitelli legó la responsabilidad de la ex ministra Claudia Najul y ambas han sido centro de la tormenta por la aplicación del protocolo de interrupción legal del embarazo en Mendoza, la ministra destacó que en su gestión se ha avanzado en políticas específicas que contemplan los derechos reproductivos de la mujer y en la articulación de trabajo con otras carteras como la de Educación Y Desarrollo Social para difundir información respecto a la sexualidad y los métodos anticonceptivos. “El debate del aborto visibilizó otros derechos como el derecho a la información”, explicó.

“El debate del aborto visibilizó otros derechos como el derecho a la información”

Pero no todo ha ido viento en popa en esta gestión, ya que como la misma ministra sostiene “en salud siempre falta”. Todavía queda mucho por avanzar en cuanto a la creación de centros de salud para evitar el colapso de hospitales públicos y largos viajes de personas que se trasladan a centros urbanos para atender sus dolencias.

No es un dato menor la crisis que azota a la economía del país y que aumentó los números de la pobreza en el último año. Los factores de la macroeconomía tienen alcance en todas las áreas de gobierno y la salud no escapa a esta variable. Para Crescitelli la forma de paliar la crisis económica, o evitar que tenga un impacto importante en su cartera, es “tener las cuentas claras y ordenadas y administrar bien el presupuesto, que no alcanza para todos: ni ahora ni nunca.”

El presupuesto no alcanza para todos. Ni ahora ni nunca.

De una cartera de salud con stock cero a atender 4 millones de consultas en 2018, para Crescitelli es prácticamente imposible que el actual sistema de salud de Mendoza pueda colapsar en algún momento. Lo cierto es que para la tormenta se necesita un paraguas resistente; el tiempo dirá si el del Ministerio de Salud provincial podrá superar este año de chubascos.

Encuesta

¿Te parece que la atención sanitaria de Mendoza es mejor que hace 4 años?

¿Querés recibir notificaciones de alertas?