Tiempos duros

Por qué Kim Kardashian vivió un verdadero infierno siendo asistente de Paris Hilton

Amigas de la infancia, Kim Kardashian y Paris Hilton vivieron juntas toda la exposición de los 2000, pero para la morena, el ser su asistente no fue otra cosa que un infierno.

MDZ Entretenimiento
MDZ Entretenimiento domingo, 22 de enero de 2023 · 09:45 hs
Por qué Kim Kardashian vivió un verdadero infierno siendo asistente de Paris Hilton
Kim Kardashian fue la asistente de la ya famosísima Paris Hilton en los 2000, y fue un verdadero infierno. Foto: Instagram @parishilton

Si hay alguien que no pasa desapercibida por donde sea que vaya, ya sea por lo que vista, porte o simplemente por aparecer públicamente, es Kim Kardashian. No importa por dónde ande, los paparazzis estarán ahí para fotografiar cada movimiento o mueca. Pero no siempre fue así.

Kim, de 42 años, nació en cuna de oro y siempre estuvo en círculos muy exclusivos. Ganó mucha más popularidad con el reality Keeping Up with the Kardashians y la mantuvo tras su matrimonio con el rapero y productor Kanye West, con quien tuvo cuatro hijos.

Recientemente, su divorcio con Ye también le trajo más exposición, aunque una que no le fue tan agradable. De todos modos, para alguien que vive de que las cámaras estén sobre ella, peor la pasó cuando éstas le pasaban por el costado, ya que era la asistente de su amiga de la infancia, Paris Hilton.

Foto: Twitter @mensa_girld200s

Ambas pertenecen a un grupo selecto de la socialité estadounidense y compartieron infancia. “Nos conocemos desde que éramos dos niñas pequeñas, siempre hemos sido amigas”, expresó Paris a la revista Bazaar. Y ambas crecieron con la sensación de que ser de la créme de la créme no bastaba, querían ser famosas.

“Íbamos a donde hubiese que ir con tal de ser vistas. Sabíamos exactamente dónde ir y cómo conseguir que escribieran algo sobre nosotras”, aseveró Kim a la revista Rolling Stone. Pero la primera que ganó notoriedad más rápido, y estuvo en la portada de todas las revistas durante los 2000.

Con reality shows como The Simple Life, Hilton hizo que su nombre sea tan grande como la cadena de hoteles que fundó su bisabuelo Conrad. Sin embargo, Kardashian, que siempre estuvo al lado de Paris, se limitó a estar a la sombra y oficiar como su asistente en cada aparición o salida que hacían.

A Paris le pedían fotos y Kim se hacía a un costado, no era a quien la gente buscaba. Foto: Captura de YouTube.

Si bien ambas estaban hambrientas de fama, la que estaba saciándola era su amiga, mientras que Kim veía toda esa explosión de reconocimiento público desde la sombra de la rubia. Es verdad que siempre mostró buena cara y se hacía a un costado cada vez que le pedían una foto a Paris, pero eso hizo que la relación entre ambas se erosione y tome rumbos diferente.

Tiempo pasó, Kardashian brilla con luz propia hoy en día, tiene sus propios escándalos y puso su nombre en la cima como una influencer reconocida, pero tiene bien claro cómo nació todo eso. En una emisión del reality familiar, reconoció lo importante que fue Paris para el impulso de su estrellato. “Literalmente me dio una carrera y lo reconozco totalmente”, expresó.

Archivado en