Buscan reactivar la construcción por medio de beneficios fiscales

El Gobierno enviará al Congreso un proyecto de ley con beneficios fiscales para desarrolladores inmobiliarios en los impuestos al cheque, a las Ganancias y al Valor Agregado, para incentivar la industria de la construcción, que registra siete meses consecutivos de retracción, anunciaron hoy fuentes oficiales.

redacción mdz

La construcción ha sido una de las actividades más afectadas en los últimos meses.

Gentileza La Arena

El Gobierno enviará al Congreso un proyecto de ley con beneficios fiscales para desarrolladores inmobiliarios en los impuestos al cheque, a las Ganancias y al Valor Agregado, para incentivar la industria de la construcción, que registra siete meses consecutivos de retracción, anunciaron hoy fuentes oficiales.

"En la aplicación del Impuesto a las Ganancias se permitirá una actualización de costos de las inversiones realizadas para reinvertir en nuevos proyectos", explicó el subsecretario de Política Tributaria, Juan Mariscal.

Los beneficios fiscales anunciados alcanzarán, de ser aprobados por el Congreso, a los impuestos a las Ganancias, IVA, Créditos y Débitos Bancarios (conocido como impuesto al cheque) y tasas provinciales y municipales.

Acompañaron a Mariscal el secretario de Emprendedores y Pymes del Ministerio de Producción y Trabajo, Mariano Mayer; y el secretario de Vivienda del Ministerio del Interior, Iván Kerr.

El proyecto de ley que se enviará esta semana al Congreso crea estímulos fiscales por 24 meses para impulsar la construcción, paquete de medidas surgido de la Mesa de la Construcción, atendiendo los planteos y problemas de los inversores y constructores.

El objetivo es facilitar una mayor oferta de propiedades, impulsar la actividad económica desde la construcción y mejorar la situación de los tomadores de créditos UVA, también a partir de modificaciones propuestas para el Impuesto a las Ganancias.

"Es una ley para el sector de la construcción", explicó Mayer, según quien "en el sector de la construcción se requerían incentivos fiscales para incentivar la actividad y mejoras fiscales para los tomadores de hipotecas".

En Ganancias "se permitirá actualizar el costo de las inversiones realizadas en proyectos inmobiliarios, incluyendo terrenos y construcciones, con la condición de que se reinvierta el monto equivalente en nuevos proyectos".

Las reinversiones se podrán realizar a través de la Ley 27440 que permite generar fideicomisos, originalmente limitados a ciertos operadores del mercado pero ahora "cualquier persona puede vender un inmueble y aplicar el pago de la ganancia a un nuevo desarrollo inmobiliario", especificó Mariscal.

Según Mariscal, el presidente Mauricio Macri decretará un nuevo reglamento para los Fondos de Inversión Inmobiliarios que tendrán un alcance de hasta 220.000 unidades UVA.

También en Ganancias se permitirá la actualización de costos a través de un revalúo impositivo, modificación que consiste en actualizar el costo de la inversión pagando un impuesto del 15% sobre el valor actualizado "que podrá ser cancelado en forma diferida".

Así se alivian las exigencias fiscales de corto plazo para los constructores e inversores y se fomenta la ampliación de un mayor mercado de capitales a través de los fideicomisos.

También se incorporará la posibilidad de diferir el pago del impuesto a las Ganancias por ventas de inmuebles a condición de que "se reinvierta en Fondos Comunes de Inversión o en Fideicomisos financieros".

Para los tomadores de créditos, se elevará inicialmente a $84.000 el importe anual posible de deducir de Ganancias, actualizable en forma automática, lo que para el gobierno "producirá un efecto sustancial en el ahorro de todos aquellos que hayan tomado o sean tomadores futuros de créditos hipotecarios", ya que hasta ahora sólo se podían deducir apenas $ 20.000.

En el caso del IVA, "para aliviar la necesidad de capital de trabajo de las nuevas construcciones, se posibilitará generar devoluciones (de hasta 10%) por los créditos fiscales que se generen y que no se hayan podido absorber dentro de un plazo de seis meses".

En el caso del impuesto al cheque, para todo desarrollo inmobiliario nuevo "se permitirá el cómputo del 100% de este gravamen contra el Impuesto a las Ganancias, que actualmente es del 33%".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?