Toyota fabricará una pickup cada 90 segundos pero no alcanzará para satisfacer récord de demanda

Toyota fabricará una pickup cada 90 segundos pero no alcanzará para satisfacer récord de demanda

El modelo de la marca japonesa tiene una demora de entrega de ocho meses. En las concesionarias aseguran que tienen cuatro compradores por cada unidad que reciben

Horacio Alonso

Horacio Alonso

Abril no es un mes más para Toyota. Desde el lunes próximo, esta marca llevará al máximo histórico la capacidad de producción de su planta de la localidad bonaerense de Zárate para tratar de satisfacer la fuerte demanda de su pickup Hilux y el SUV derivado SW4. Para eso, como un mecanismo de relojería, la terminal comenzará a sacar de la línea de montaje una unidad cada 90 segundos, lo que significará un  importante desafío teniendo en cuenta los serios problemas de abastecimientos de piezas, sumados a restricciones que rigen en materia sanitaria. La automotriz decidió imponer ese ritmo de actividad para llegar al objetivo de fabricación de 141.000 vehículos anuales.

En lo que va del año, la Hilux es el segundo modelo más vendido del país, con un fuerte aumento de la demanda que genera que la demora en las concesionarias para la entrega de una unidad llegue a 8 meses. Esto se explica por dos motivos. Por un lado, hay sectores como el campo, la minería y el petrolero que dispararon las ventas de pickups de todas las marcas. Desde hace años, el modelo de la compañía japonesa es líder en ese segmento. Por otro, con las restricciones a las importaciones que aplica el Gobierno hay menor oferta de 0km, en especial Sport Utility Vehicle. Los consumidores de estos modelos se están volcando a la compra de pickups con alto nivel de equipamiento para, principalmente, el uso urbano o recreativo. Otra ventaja es el precio. Mientras los pocos  SUV importados que ingresan al país están castigados con los Impuestos Internos, que encarecen su valor, las pickups están exentas.

También hay tener en cuenta que, desde mediados del año pasado, la brecha cambiaria funciona como un estímulo para la compra de 0km, ya que los vehículos fijan sus precios en pesos en base al dólar oficial. De esta manera, los ahorristas con billetes en mano logran hacer una diferencia importante.

Aún con este “tack time” de 90 segundos - el tiempo entre el inicio de producción de una unidad y el inicio de la siguiente -, en las concesionarias creen que no será suficiente para recortar los plazos de entrega a niveles razonables para la demanda actual. En algunas agencias consultadas aseguran que tienen, al menos, cuatro compradores para cada Hilux que reciben desde la terminal. “Nunca vivimos, en años de estar comercializando Hilux, un momento de tantos pedidos pickups” aseguró el dueño de una concesionaria de la marca. Si bien desde este lunes la producción en Zárate se llevará al máximo, ya en las últimas semanas se estuvo trabajando a un ritmo alto.

Toyota incrementó, el 22 de febrero pasado, en 7 vehículos diarios el volumen de fabricación, mediante una serie de ajustes técnicos. Ahora subirá otras 30 unidades por día para producir a un ritmo de unos 640 vehículos en cada jornada de doble turno. Las 141.000 unidades proyectadas se computarán desde este mes hasta abril del 2022.

En 2021, teniendo en cuenta que en el primer trimestre se trabajó a un algo ritmo menor, el volumen de fabricación estimado es de 137.000 vehículos.

La presión para producir más lleva a la automotriz a trabajar muchos fines de semana y feriados. Sin embargo, no siempre puede hacerlo ya que hay resistencia de los trabajadores a realizar horas extras debido a que, ese ingreso adicional, hace que paguen más de Impuestos a las Ganancias y que lo que reciben “de bolsillo” no justifique perder francos. Por ese motivo, en más de una oportunidad, la terminal tuvo que suspender la producción ante la imposibilidad de reunir la cantidad de operarios necesarios para hacer funcionar las líneas. En varios casos, esa necesidad de abrir la planta en días no laborables se debió a la necesidad de recuperación de horas de producción por falta de piezas

Además de la demanda interna, Toyota tiene que cumplir con compromisos de exportación que también están en alza. El 70% de lo que fabrica se vende a los países de la región. A nivel sectorial, la automotriz japonesa llegó a representar el 40% de la producción automotriz y el 50% de las ventas externas de esta industria.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?