Economistas creen que sin el FMI el dólar se puede disparar

Economistas creen que sin el FMI el dólar se puede disparar

Tras el encendido discurso del presidente Alberto Fernández en la apertura de las sesiones del Congreso, los especialistas creen que podría terminarse la "paz cambiaria" lograda por el Gobierno.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

Si bien el presidente Alberto Fernández no se refirió a la evolución del tipo de cambio en su discurso de apertura de las sesiones del Congreso, los principales economistas creen que la "paz cambiaria" lograda por el Gobierno podría llegar a su fin si el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) vuelve a postergarse.

"En año electoral, con cepo, con la soja arriba de los US$ 500 la tonelada y con un Banco Central que tiene una cartera de AL30 en US$4300 millones nominales, el Gobierno tiene margen para controlar el tipo de cambio oficial. Para esto se usaría la misma estrategia que se vio en los años impares electorales (2011, 2013 y 2015) que es que el dólar oficial y las tarifas sean una semi ancla para tratar de que los salarios se recuperen contra la inflación", explicó el economista de Eco Go, Federico Furiase.

"El problema es con qué brecha llega a octubre: sin nafta en las reservas del BCRA, sin acceso a los mercados financieros, con un desequilibrio fiscal importante", agregó Furiase en diálogo con Clarín.

Para el economista, un acuerdo con el FMI es clave: "Pero por política, en un año electoral nunca se iba a convalidar. Por eso no descarto que el Gobierno alcance un arreglo ligth; es decir, que se acerquen posiciones este año, pero que lo cierren recién en 2022".

El economista Gabriel Zelpo, por su parte, aseguró que "no hay que guiarse por el discurso" y agregó: "Independientemente de eso, lo importante es si se encaran los ajustes que el organismo les pide en un año electoral. Pero incluso, llegando a un acuerdo, la calma cambiaria no está garantizada".

La economista Lorena Giorgio, de Econviews, puso el foco en la brecha. "Si bien hay cierto margen para atrasar el dólar, el problema es que con una brecha del 60% la economía no puede funcionar normalmente. Al menos hasta mitad de año, el Gobierno tiene cierto margen para seguir con esta política. No será gratuito que el Gobierno mantenga el tipo de cambio depreciándose a un ritmo menor que el de la inflación mensual", aseguró la economista.

"Si bien pensamos que el tipo de cambio avanzará un poco más lento que la inflación, estimamos una inflación del 50% y un tipo de cambio con un alza anual en torno al 43%, lejos del 29% y el 25% que proyecta el Gobierno", completó Giorgio.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?