Atención compulsivos: las dos cosas en las que Bill Gates jamás gastó dinero

Atención compulsivos: las dos cosas en las que Bill Gates jamás gastó dinero

Es uno de los hombres más ricos del mundo. Sin embargo, se niega a ciertos consumos.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

El imperio Microsoft le debe sus increíbles innovaciones a la brillante mente detrás del negocio que revolucionó el mundo, Bill Gates. Inspiración para muchos y hasta motivo de un documental para intentar comprender cómo funciona su mente a cargo de Netflix en 2019 (“Bill Gates bajo la lupa“), su manera de interpelar el mundo es una interesante forma de reflexionar sobre diferentes temas. El consumo, sin duda, es uno de ellos. Los gastos más llamativos del filántropo son su casa y sus autos. 

Su mansión de Lake Washington fue adquirida por un valor de 147, 5 millones de dólares.

La propiedad es impresionante. Posee 6 mil 100 metros cuadrados y allí, seguramente, guarda su colección de autos Porsche. Una inversión de la que no presume, pero donde colocó varios de sus millones.

Bill Gates: Millonario minimalista y altruista

El mega multi millonario, en paralelo, es un apasionado por el trabajo humanitario. Gracias a la fundación que tiene con su esposa Melinda, Gates Foundation, colabora en la mejora integral de zonas muy humildes, sin condiciones básicas de dignidad, a lo largo y a lo ancho del planeta.

Claro que se da todos los lujos que cree pertinentes. Pero hay elementos en los que no invierte ni un centavo de dólar.

Según revelara el empresario en un hilo con un usuario durante un “Ask Me Anything“ de la red social Reddit, se niega a gastar demasiado en joyas o ropa. Diferente a otros millonarios, jamás se lo vio con anillos, relojes caros o accesorios de oro labrado o pedrería como suele ocurrir en otras figuras de su status. Nunca gastó en Rolex ni en piezas de alta joyería.

Es amante de la marca Casio y selecciona modelos siempre clásicos, simples y económicos. Casi podría decirse que responde al look del millonario minimalista. Sin nada que ostentar, vestido en ocasiones en monocromo y sin adminículos suntuosos.

En realidad, pareciera casi una tendencia entre algunos genios millonarios de su tipo: Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, y Jack Dorsey, cofundador de Twitter, no tienen vehículos de lujo, por ejemplo. 

En cuanto a la indumentaria, otros millonarios siguen esta línea. El millonario Warren Buffet asegura que es feliz usando unos pantalones caquis y un suéter. Algunos otros, curiosamente salidos de Silicon Valley, como el empresario y político norteamericano Michael Bloomberg o Jeff Bezos, líder de Amazon, opinan igual.

No parecen necesitar trajes caros ni visitar tiendas de alto nivel. Sólo gastan en lo esencial para trabajar, hacer negocios y multiplicar ideas que llevarán a la humanidad al próximo nivel. Gates admite, sin embargo, que es diferente cuando se trata de regalarle algo a su esposa Melinda. “A ella sí le compro cosas de excelente calidad“.

Así, parece que la mente brillante no necesita ostentar ni distraer para transmitir ideas. Y el look tradicional y común que elige lucir tiene que ver con una postura. Su apariencia hace que se vea cercano, no como un multimillonario bañado en joyas y exclusividades. 

Esto está relacionado con su visión de liderazgo y el modo en el que supo construir cada uno de sus proyectos. Al verse sencillo le es fácil relacionarse con la gente, ser escuchado y verse accesible para otros. Además puede establecer, de esta forma, una visión distinta de lo que es el éxito. Uno que no siempre lleva involucrados bienes materiales y lujos desmedidos.

Un tipo de éxito que quizás sea menos estridente y más sutil pero tiene que ver con el valor de otro tipo de cuestiones menos tangibles ¿Estás de acuerdo o no actuarías igual en su lugar?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?