Indumentaria y calzado: esperan baja demanda pese a las aperturas

Indumentaria y calzado: esperan baja demanda pese a las aperturas

Los sectores de indumentaria y de calzado esperan que la demanda tienda a normalizarse en lo que resta del año, tras haber pasado la etapa de mayor aislamiento y cierre de comercios por la pandemia, aunque las ventas seguirán en terreno negativo respecto del 2019.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Los sectores de indumentaria y de calzado esperan que la demanda tienda a normalizarse en lo que resta del año, tras haber pasado la etapa de mayor aislamiento y cierre de comercios por la pandemia, aunque las ventas seguirán en terreno negativo respecto del 2019.

"No es un panorama floreciente para el sector de la indumentaria pero es mejor que cuando estaba todo cerrado; esto tiende a normalizarse, ahora esperamos no tener que volver hacia atrás y que el consumidor vaya tomando confianza", dijo a la agencia de noticias Télam la gerente general de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI), Alicia Hernández.

Con la apertura de los centros comerciales en la Ciudad de Buenos Aires el miércoles pasado tras siete meses cerrados, Hernández observó que "están muy bajas las ventas" pese a que la apertura se dio "en una semana muy importante, previo al Día de la Madre, que es una semana comparable a lo que puede ser Navidad".

Según la CIAI, en julio las ventas de ropa en los centros de compra cayeron 85,1% interanual, en parte porque "una importante proporción de la indumentaria del canal formal de fabricación se comercializa en los shopping center".

En materia de producción, hubo una caída de 30,7% interanual en agosto para confección de ropa y de 19,4% para telas e hilados, caídas que según la CIAI "son sustancialmente menores a las registradas en los primeros meses del aislamiento (-78,2% en abril y -68,2% en mayo), lo que da cuenta de que la producción del sector está transitando hacia la normalización a niveles cercanos a la prepandemia".

Hernández señaló que "hay un problema serio de oferta" debido a que las empresas textiles estuvieron cien días paradas, hubo cierre de talleres, falta de insumos y las líneas de producción no están a pleno porque tienen personal licenciado.

Afirmó que "hay una contracción de la oferta y de la demanda", y proyectó que en los comercios "este verano va a haber pocas prendas, poca variedad y un consumidor más cuidadoso por la baja del poder adquisitivo". En este contexto, dijo que "si no hubiera Ahora 12 estaríamos muchísimo peor, porque hoy son muy pocos los que compran con débito; las cuotas 3 y 6 son importantes para nosotros".

Sobre los precios de la ropa, observó que "en el sector de venta informal subieron mucho los precios; el mercado no formal está impactando bastante en el índice de precios".

Por su parte, el titular de la Cámara de la Industria del Calzado (CIC), Horacio Moschetto, expresó que "estamos un poco esperanzados que con esta apertura levante un poco el nivel de consumo", y observó que "se acerca fin de año, que es una oportunidad de consumo para nosotros".

"Desde antes nuestro sector viene atravesando momentos duros y cuando arrancamos el año nos agarró esta pandemia, no estamos en condiciones de recuperar ni levantar la producción", señaló.

El consumo de calzados registró una caída del 11,7% interanual durante el primer trimestre de 2020 con un total de 23,4 millones de pares, de acuerdo con el informe sectorial de la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).

Moschetto dijo que "el segundo semestre para los fabricantes de calzado siempre es más fuerte que la primera parte del año, porque es el período de Día de la Madre y Fiestas".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?