Nuevo refuerzo del Real Madrid casi se desmaya en su presentación

El nuevo defensa brasileño del Real Madrid, Éder Militão, prometió "jugar cada partido como si fuera el último" durante su estancia en el club blanco, el que había "soñado jugar desde niño", tal y como ha explicado en una accidentada presentación que ha finalizado antes de tiempo debido a un mareo sufrido por el jugador.

sección deportes

El nuevo defensa brasileño del Real Madrid, Éder Militão, ha prometido "jugar cada partido como si fuera el último" durante su estancia en el club blanco, el que había "soñado jugar desde niño", tal y como ha explicado en una accidentada presentación que ha finalizado antes de tiempo debido a un mareo sufrido por el jugador.

Sentando en la sala de prensa del Santiago Bernabéu junto a Álvaro Arbeloa, que ejerció como maestro de ceremonias, Militão contestó a varias preguntas hasta que empezó a sentirse visiblemente molesto. Se desabotonó el cuello de la camisa y agachó la cabeza para tapársela con una mano. "Me estoy mareando, es una emoción muy grande", pudo explicar.

Antes de sufrir este pequeño percance que obligó a concluir la presentación antes de tiempo, el brasileño se describió como "un jugador polivalente que siempre juega por amor a lo que hace y no le gusta perder". "Siempre espero lo mejor de mí, soy un jugador muy competitivo", dijo, satisfecho por llegar al "mejor club del mundo" donde quería jugar "desde niño".

Excompañero de Iker Casillas y Pepe en el Oporto, Militão reveló los consejos que le han dado los antiguos jugadores del Real Madrid. "Me han hablado de la cultura del club, de cómo es el día a día, ellos lo conocen bien. Me dijeron que viniera tranquilo, que hiciera un buen trabajo y que continuará creciendo para poder quedarme en el club", transmitió.

En cuánto a cómo se fraguó su fichaje por el club blanco, el central dijo que se sintió "muy feliz" al conocer el interés. "No me lo pensé dos veces, inmediatamente dije que lo hiciéramos porque me veía jugando en el mejor club", subrayó, con ganas de afrontar "una disputa muy buena" para hacerse con un hueco en la defensa.

"LAS COSAS HAN SUCEDIDO MUY RÁPIDO EN MI VIDA"

"Sé que no va a ser sencillo, pero si el entrenador me da la oportunidad voy a hacer un buen trabajo, él decidirá si soy titular o no. Lo que él decida estará bien. Yo voy a trabajar con los pies en la tierra", prometió Militão, que llega al fútbol español con 21 años

"Las cosas han sucedido muy rápido en mi vida. Jugué poco en el Sao Paulo, he jugado por en Oporto y hoy llego al mejor club del mundo. He ido creciendo mucho y estoy muy contento por estar llegando a estos objetivos. Ahora quiero quedarme haciendo un trabajo estupendo con una actitud muy buena", deseó, prometiendo que va a "jugar cada partido como si fuera el último" y consciente de que "en un club grande siempre hay presión".

Por su parte, el presidente Florentino Pérez se congratuló por el fichaje de "uno de los grandes defensas del fútbol mundial". "Llegas al Real Madrid con tan solo 21 años, siendo campeón de la Copa América y procedente de un gran club. En Oporto has demostrado tu talento y te has convertido en uno de los grandes protagonistas de la liga portuguesa, pero ahora te enfrentas al mayor reto de tu carrera profesional tras elegir al Real Madrid por delante de otros grandes clubes", recalcó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?