Los Pumas: ese gigante dormido llamado scrum

El seleccionado argentino sabe que esa formación sera vital en la contienda ante Francia el próximo 21 de septiembre en el Tokyo Stadium.

seccion deportes

pumas

Si Japón es reconocido por su rica tradición cultural y el respeto hacia su propio legado, el rugby argentino no puede obviar en ese sentido al scrum, que por muchos años fue sinónimo de la camiseta albiceleste con un yagüareté en el pecho.

El scrum argentino tiene hoy en el entrenador del seleccionado argentino, Mario Ledesma, a un especialista que trabaja para devolverle la importancia que supo tener años anteriores, expresa el sitio oficial del Mundial de Rugby 2019.

"Es un punto que estuvimos trabajando mucho desde que comenzó el proceso para venir a la RWC, hicimos mucho foco en eso", dijo el joven pilar Santiago Medrano, que con 23 años es uno de los debutantes que tendrá Argentina en esta Copa Mundial de Rugby.

"Para el rugby argentino y para Los Pumas, el scrum es importante, si nos va bien en esa formación, ayuda a todo el equipo", completó el pilar de Regatas de Bella Vista, uno de los clubes argentinos con mayor tradición en esa formación.

A la hora de hablar de sus próximos rivales franceses, Medrano detalló que "El año pasado enfrenté a Jefferson Poirot (FRA), que es un jugador muy fuerte. Pero sabemos que si hacemos bien nuestro trabajo, se lo puede dominar".

Santiago es una buena opción en el lado derecho del scrum argentino y explicó las diferencias que sintió en carne propia cuando dejó el rugby doméstico de clubes para pasar a las "grandes ligas" de los profesionales. "Lo primero que cambia es la intensidad. En el rugby internacional enfrentás a jugadores de 130 kilos, que es algo que a nivel club no sucede. Además se puede trabajar la parte técnica con un tiempo de dedicación que en el amateurismo no existe", concluyó.

La historia del ´Chipi´ Figallo es un ejemplo de superación. Su momento más duro, seguramente lo vivió en la última Copa Mundial de Rugby, cuando la rotura de un ligamento de su rodilla lo marginó de la cita 2015 en Inglaterra, después de haber superado una infinidad de lesiones, incluso una operación en el cuello.

Sin embargo, en aquel momento, Figallo terminó sumándose al plantel, para el partido ante Irlanda, por la lesión de su colega Nahuel Tetaz Chaparro.

Figallo es un jugador muy experimentado en el scrum, y además, es uno de los pocos hombres que integran el plantel de Argentina en esta RWC y actúa fuera del país. "El scrum de Francia tiene una buena mezcla de jugadores experimentados y chicos jóvenes, ellos tienen buena formación, en su seleccionado y en sus clubes. Pero a mí me interesa que a nosotros las cosas nos salgan bien. Lo que decimos que tenemos que hacer, debemos llevarlo a cabo y así el partido irá inclinándose para nuestro lado".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?