Nuevo escándalo en el fútbol argentino

Barracas Central venció 1-0 a Agropecuario por la sexta fecha de la Primera Nacional, pero la polémica se desató en el minuto 33 del segundo tiempo, cuando el juez Lucas Comesaña sancionó un penal a favor del conjunto que preside Claudio Chiqui Tapia,

sección deportes

.

Barracas Central venció 1-0 a Agropecuario por la sexta fecha de la Primera Nacional, pero la polémica se desató en el minuto 33 del segundo tiempo, cuando el juez Lucas Comesaña sancionó un penal a favor del conjunto que preside Claudio Chiqui Tapia, también titular de la Asociación del Fútbol Argentino. Sí, los arbitrajes en el ascenso volvieron a acaparar las miradas en el Ascenso.

Los protagonistas de la jugada de la discordia fueron Carlos Salom, delantero de Barracas Central, y Martín Perafán, arquero de Agropecuario, quien fue expulsado por el árbitro principal tras cobrar un discutido penal en contra de los de Carlos Casares, a falta de poco más de 10 minutos para el desenlace del encuentro.

La tarjeta roja para Perafán, sumado a que la visita había realizado las tres variantes, obligó a Exequiel Narese, mediocampista, a ocupar la posición bajo los tres palos hasta el final del cotejo.

El ex arquero de Vélez contó sus sensaciones en su cuenta personal de Twitter y aseguró "nunca haber vivido una situación igual".

Al finalizar el encuentro, Bernardo Grobocopatel, principal mandatario de Agropecuario, salió al cruce de Comesaña.

"Me llamaron de dos teléfonos anónimos diciéndome que íbamos a perder hoy con Barracas. Lo que vi hoy en la cancha con el arbitraje de Comesaña fue alevoso", confesó.

Y agregó: "No nos cobraron un foul en 60 minutos, y perdemos por un penal a los 82 minutos".

Otro que puso el grito en el cielo fue el entrenador Felipe De la Riva, entrenador de Agropecuario, quien también apuntó contra la autoridad del partido.

"Me expulsaron a los 15 minutos, en un lateral para Barracas, Clemente Rodríguez empezó a caminar y quiso sacar 50 metros más adelante; yo le puse la mano para pararlo. Estas cosas te dan impotencia", dijo.

En referencia a la previa del duelo ante Barracas Central, aseguró: "El presidente me avisó 'la semana que viene va a ser diez veces peor', cuando me dijo quién nos iba a dirigir. El árbitro está encerrado hace una hora para irse a oscuras, hay situaciones que son raras. Comesaña no te puede mirar a la cara".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?