Boca venció a Godoy Cruz con un final caliente

Godoy Cruz Antonio Tomba cayó por 2 a 1 ante Boca Juniors sobre el final, en el estadio Malvinas Argentinas, por la ida de los octavos de final de la Copa de la Superliga. El Expreso comenzó perdiendo, lo igualó en el complemento y fue superior al Xeneize, pero se quedó con las manos vacías. La revancha será en siete días en la Bombonera.

Avatar del Diego Zárate

Diego Zárate

Godoy Cruz cayó en la ida de los octavos de final de la Copa de la Superliga por 2 a 1 ante Boca pero mereció algo más. Cristian Pavón puso en ventaja a la visita, Juan Martín Lucero empató y Más sentenció el juego a poco del final.

El partido arrancó con Godoy Cruz buscando hacerse dueño del partido y del ritmo del mismo. Manejó la pelota, pero no logró encontrarle la vuelta al planteo de Alfaro que paró dos líneas de cuatro bien marcadas. Esa posesión del Tomba no fue un problema para Boca, que desde que comenzó el partido esperó replegado y salió rápido por los costados.

Los primeros minutos no tuvieron emociones pero con el correr de los minutos, la visita emparejó el duelo y con Almendra como abanderado tuvo las mejores ocasiones de la primera mitad. Y a los 31 minutos abrió el marcador luego de un gran pase de Agustín Obando que Cristian Pavón no desaprovechó, fusiló a Ramírez y gol de Boca.

Inmediatamente tuvo el segundo en los pies de Wanchope Ábila que increíblemente la tiró afuera tras un centro de Nicolás Capaldo. Godoy Cruz se adormeció tras el golpe y no supo que hacer con la pelota. Y así se fue la primera mitad. Con la visita justificando la ventaja y el local lleno de dudas.

.

La segunda parte tuvo a un Tomba más dinámico. El ingreso de Merentiel le aportó más peligro en el área rival y de a poco fue construyendo el empate que llegó a los 16 minutos. Luego de un rebote en el travesaño, el uruguayo capturó para quebrar la resistencia de Esteban Andrada y Lucero la empujó sobre la línea ante el acecho de la defensa visitante.

El empate estaba bien. Alfaro, ante la igualdad, mandó a Reynoso y Zárate para ganar el partido, y Godoy Cruz no se achicó. Le planteó un mano a mano que ganó en emotividad con el correr de los minutos y generó un par de opciones para adelantarse en el marcador.

.

Y nuevamente la jerarquía del rival no lo perdonó. Jugada por la derecha de Nández, la recibió Zárate quien envió un centro al segundo palo, Ábila, en posición adelantada, la metió al punto del penal y apareció Más, quien de arremetida anotó el segundo de la visita tras un defectuoso rechazo de Viera. Luego el partido fue puro nervio.

Boca se va de Mendoza con un premio demasiado grande y queda mejor parado para la revancha donde habrá que ver qué equipos presentan ambos teniendo en cuenta que los dos se juegan el pase a los octavos de final de la Libertadores.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?