Barcelona rescató un agónico empate ante el Granada en el Camp Nou

Barcelona rescató un agónico empate ante el Granada en el Camp Nou

Un tanto de Ronald Araújo, en tiempo de descuento, salvó la ropa de un equipo tibio y que no encuentra regularidad. Los hinchas silbaron a Ronald Koeman y pidieron su salida.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Barcelona no pudo pasar del empate a un gol este lunes en el Camp Nou ante el Granada, tras un partido de poco brillo por parte de los blaugranas, poco efectivos en su entramado ofensivo y salvados por un gol de Ronald Araujo en el minuto 90.

El central uruguayo evitó, a medias, otro disgusto granadino. El conjunto andaluz, el encargado la pasada temporada en dinamitar las opciones ligueras con un triunfo por 1-2, estuvo cerca de repetir la machada de los de Robert Moreno y estrenar su casillero de triunfos en LaLiga Santander, pero Araujo, el mejor delantero local de la noche, lo evitó.

No fue un partido nada brillante de un Barça, poco fluido y, por segundo partido consecutivo tras la derrota ante el Bayern, sin excesiva pegada, salvo la que ofreció su central. Memphis no apareció, Luuk de Jong falló la más clara y los blaugranas acabaron jugando con Piqué de delantero centro los últimos 20 minutos.

El conjunto blaugrana no encontró ritmo. Con De Jong lejos de su mejor nivel y Memphis sin aparecer, el Granada controló bien la situación de inicio, con un Machís que hacía mucho daño por la izquierda. Un remate de Jorge Molina a centro del venezolano trajo otro susto a la portería de Ter Stegen, prácticamente el último ya de la noche para el alemán.

Koeman decidió mover al equipo para el segundo tiempo y metió a Luuk de Jong de '9' para liberar un poco más a Memphis y que este pudiese participar más. El Barça se hizo con el mando del encuentro, apoyado en que el Granada prefirió dar ya decididamente un paso atrás y centrarse en encontrar alguna contra.

Intentó meter más juventud con Gavi por un gris Coutinho en busca de mejorar un juego poco brillante y que no incomodaba demasiado a su rival, pero suficiente para encerrarle cada vez más, algo siempre peligroso en un escenario como el Camp Nou.

La siguiente opción del neerlandés fue más propia del fútbol de antaño, con Piqué para jugar arriba junto a un Luuk de Jong que perdonó el empate con un cabezazo por encima del larguero con todo a favor. En medio de un clima tenso, Araujo, tras un balón que bajó Piqué en el área para cederlo a Gavi, salvó un punto con su cuarto cabezazo de la noche ante el que ya no pudo hacer Maximiano, pero el Barça ya no tuvo tiempo para más.

Los datos del partido

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?