Nani Roma: "Hubiéramos firmado este resultado antes de empezar"

Nani Roma: "Hubiéramos firmado este resultado antes de empezar"

"El coche va bien y no nos ha dado ningún problema, y vamos progresando día a día", expresó el piloto español de BAHRAIN RAID XTREME.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Nani Roma era un hombre satisfecho en el campamento de Hail. Llegar en quinta posición a mitad de carrera era algo que parecía un sueño con un coche tan nuevo, recién salido del ‘cajón’. Y con un copiloto nuevo, a quien no conocía y con el que ha tenido que irse compenetrando sobre la marcha.

"Estoy muy contento con el coche, con el trabajo del equipo y mejorando también mi compenetración con Ales. Estamos progresando día a día y avanzando poco a poco en la clasificación", dijo Nani al llegar.

Pero al decirlo había un punto de orgullo en ello. Nani ha tenido una participación muy activa en el desarrollo de este proyecto. "David Richards estuvo en el Dakar el pasado año y me dijo que tenía un proyecto entre manos y quizás hablaríamos. Más adelante me llamó el ingeniero del equipo y me hizo muchas preguntas. Hablamos varias veces sobre detalles de la prueba y las características que debía tener un coche. Pero no hablábamos de pilotar o de ir más allá. Hasta que al final les dije: 'voy a arriesgarme y voy a involucrarme'… y aquí estamos".

Tras haber trabajado mucho para el proyecto de Bogward el pasado año, su vida ha cambiado totalmente. El de Bogward era un proyecto que ya tenía algún tiempo, pero una financiación y unos medios un tanto justos. Ahora, el proyecto ha sido contrarreloj, pero con medios financieros y técnicos. De todas formas, es casi un milagro que este coche no haya tenido ningún problema de juventud en esta primera parte del Dakar, no en vano debuta tras haber hecho sólo unos test.

"En esta última etapa hemos tenido el primer problema. Pinchamos y se nos quedó el gato hidráulico extendido. No pudimos devolverlo a su posición y al arrancar y reanudar la marcha lo perdimos. Es el único problema en una semana. Antes de comenzar lo hubiéramos firmado".

Para Nani, el punto de inflexión fue la quinta etapa. Si en la primera fueron bien, en las dos siguientes tuvieron algunos problemas -pinchazos o navegación- pero supieron limitar los daños. Fue el jueves cuando con un octavo crono de la etapa y que ayer corroboraron con un séptimo puesto. Su regularidad es lo que le ha aupado hasta el 5º puesto de la general.

"El jueves tuvimos un pequeño error de navegación. Y entonces decidimos ir un poco más despacio y las cosas fueron bien. Al final tuvimos un pinchazo", dijo Nani, que ante la sorpresa de muchos estuvo liderando varios puntos de control.

Nani, de hecho, estaba convencido de que el coche era bueno desde el primer test. "Cualquier piloto te dirá que sabes si tienes un buen coche a los pocos minutos de ponerte al volante y para mí todo fue positivo: los frenos, la dirección, el motor, la suspensión. Cada vez que sacamos el vehículo, aprendíamos algo nuevo. Todavía queda mucho por hacer, pero esto es normal con un coche tan nuevo. He hecho todo lo posible para romperlo... ¡y fallé!", dijo ya antes de la salida.

El proyecto es a largo plazo. La idea de los propietarios del equipo, un fondo de Baréin, es ganar el Dakar, ser protagonistas de una prueba en la que sus vecinos lo son. Arabia tiene a Al Rahji. Qatar, a Nasser Al-Attiyah. Abu Dabi está con Al Qassimi y parece dispuesta a abrazar el proyecto de Despres de un buggy Fuel Cell. Y Nani jugará sin duda un papel crucial en el mismo. Fue por eso que tanto Toyota como Mini confiaron antes en él.

Ahora Nani espera ir mejorando más durante la segunda parte del recorrido. El podio queda lejos, claro, pero acabar en el Top 5 ya sería un gran logro.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?