Sin Messi, Barcelona empató y dejó pasar una inmejorable chance

Sin Messi, Barcelona empató y dejó pasar una inmejorable chance

El equipo de Koeman no pudo con Eibar y dejó dos puntos importantes en el camino. Si ganaba, se colocaba como escolta de los líderes. Ahora, quedó a siete y en la sexta colocación.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

El Barcelona despidió su 'annus horribilis' ofreciendo su versión menos fiable para ceder otro empate en el Camp Nou (1-1), donde esta temporada ya ha perdido 9 puntos de 27 posibles en LaLiga. Esta vez, el equipo que sacó petróleo del mal momento del conjunto catalán fue el Eibar, que merced a una gran primera parte logró sumar por primer vez en su historia.

Y eso que el partido pudo empezar franco para el Barça, porque el árbitro, después de consultar VAR, pitó un penalti de Bigas sobre Araujo a los 7 minutos. Pero, con el lesionado Messi en la grada, Braithwaite asumió la responsabilidad desde los once metros y tiró desviado a la derecha de Dmitrovic.

El propio Braithwaite pudo redimirse a los 25, cuando batió al meta del Eibar tras rematar de primeras una asistencia de Junior, sustituto del sancionado Jordi Alba en el lateral izquierdo. Pero de nuevo el VAR, el gran protagonista en el arranque del choque, irrumpía en el partido para anular el tanto por fuera de juego.

El Eibar se marchó al intermedio con la sensación de que tenía el partido justo donde había soñado. Y Koeman quiso invertir la tendencia metiendo a Dembélé por Dest y colocando a Mingueza en el lateral derecho, al inicio de la segunda mitad. El técnico holandés finiquitaba así su propuesta de jugar con tres centrales y recuperaba la defensa de cuatro.

Dembélé le dio otro aire al Barcelona. La primera oportunidad de la segunda parte salió de sus botas y, con él, los locales abrieron más el campo y empezaron a encontrar espacios. El extremo francés participó en las jugadas que acabaron con sendos remates desviados de Pjanic y Griezmann y malogró un claro uno contra uno ante Dmitrovic.

Pero en la jugada siguiente, Kike apretaba a Araujo en la presión y le robaba la cartera para batir a Ter Stegen poco antes de que el partido llegase a la hora. Diez minutos le duró la alegría al Eibar, lo que tardó Dembélé en rematar cruzado una asistencia de Junior -esta vez disfrazado de Alba en su mejor partido como azulgrana- para hacer el 1-1. 

En los últimos minutos, el Barcelona perdía además a Coutinho por lesión, un contratiempo que hay que añadir al fallo del penalti y el gol anulado. Demasiadas cosas a gestionar para un equipo mentalmente inestable y de fútbol ciclotímico que parece haber renunciado a la liga a mitad de temporada.

Los datos del partido

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?