"Los 'deepfake' porno de los que fui víctima siguen provocándome pesadillas"

"Los 'deepfake' porno de los que fui víctima siguen provocándome pesadillas"

Helen Mort pide que se cambien las leyes después de que sus fotos fueron editadas con imágenes pornográficas y violentas.

BBC Mundo

BBC Mundo

El año pasado, Helen Mort descubrió que se habían subido imágenes no sexuales de ella a un sitio web pornográfico.

El sitio había invitado a los usuarios a editar las fotos, fusionando el rostro de Helen con imágenes sexuales explícitas y violentas.

Mort ahora está pidiendo un cambio en las leyes británicas, según le explicó a BBC Radio 5 Live, para que la creación y distribución de estas imágenes sean un delito.

"Este es un crimen que en muchos casos ocurre de manera invisible", indicó Helen.

"Mis imágenes habían estado allí durante años y yo no sabía nada de ellas, y todavía tengo pesadillas sobre algunas de ellas. Es una forma de abuso increíblemente grave".

'Deepfakes'

Los deepfakes son imágenes o videos realistas generados por computadora, basados en una persona real.

Mort, una poeta y escritora de Sheffield, Inglaterra, recibió una alerta de un conocido sobre las imágenes deepfake.

Emma Watson fue víctima de los 'deepfakes'.

Las imágenes originales fueron tomadas de sus redes sociales e incluían fotos de sus vacaciones y de su embarazo.

Mort afirma que aunque algunas de las imágenes se veían claramente manipuladas, había algunos ejemplos mucho más "escalofriantes" que parecían "mucho más verosímiles".

"Con este tipo de cosas pasas por diferentes fases", señala.

"Hubo un momento en el que solo estaba tratando de reírme por la naturaleza casi ridícula de algunas cosas".

"Pero, obviamente, el sentimiento subyacente era de conmoción y, de hecho, al principio me sentí bastante avergonzada, como si hubiera hecho algo mal".

"Eso fue algo bastante difícil de superar. Y luego, durante un tiempo, me sentí increíblemente ansiosa por salir de casa".

Mort alertó a la policía sobre las imágenes, pero le dijeron que no se podían tomar medidas.

Los 'deepfakes' pueden ser el nuevo porno de la venganza.

La ley

Aislinn O'Connell, profesora de derecho en la Universidad Royal Holloway de Londres, explicó que el caso de Helen no está incluido en las leyes actuales.

"En Inglaterra y Gales, según la sección 33 de la Ley de Tribunales y Justicia Penal de 2015, es un delito distribuir sin consentimiento o amenazar con distribuir una fotografía o película sexual privada con la intención de causar angustia a la persona representada", señala.

"Pero esto solo se aplica cuando la foto o el video original es privado y sexual".

"En la situación de Helen, las fotos no sexuales se fusionaron con fotos sexuales, y esto no está cubierto por el delito".

"Además, como las fotos no se compartieron con Helen directamente, ni la intención parecía ser causarle angustia a Helen, el segundo elemento no se cumple, aunque, evidentemente, causó angustia".

"El otro delito penal potencial sería hostigamiento, pero dado que el perpetrador aquí no lo dirigió hacia la propia Helen, esto tampoco se aplica".

La Comisión de Derecho Independiente está revisando actualmente la ley que se aplica a la toma, creación e intercambio de imágenes íntimas sin consentimiento.

El resultado de la consulta se publicará a finales de este año.

El desarrollo rápido de la tecnología hace difícil proteger adecuadamente a las víctimas.

Sin embargo, O'Connell explica que el proceso de cambiar la ley tomaría años, es un proceso "demasiado largo", dice.

Mort espera usar su experiencia para crear conciencia sobre la pornografía deepfake y ha emitido una petición pidiendo un cambio en la ley.

Ya recibió más de 3.400 firmas.

También escribió un poema en respuesta a las imágenes.

"Soy escritora de profesión", afirma. "Y pensé que lo único que me permitirá recuperar cualquier sentido de control sería decir algo al respecto usando mi forma de expresión. Ese es el único poder que tengo".

"La intención de esta persona, como decían en su publicación, era humillar".

"Dijeron que querían ver humillada a esta persona, y yo pensé, bien, en realidad no estoy humillada, y voy a hablar de esto porque no debo ser yo la que se sienta avergonzada".

El Ministerio del Interior británico dijo que estaba tomando medidas para abordar las formas nuevas y emergentes de violencia contra mujeres y niñas, incluido el abuso de imágenes íntimas, "ya sea exhibicionismo cibernético, pornografía de venganza o videos deepfake".

"Actualmente estamos teniendo consultas sobre el desarrollo de nuestra nueva estrategia para abordar la violencia contra las mujeres y las niñas y alentamos a la gente a dar sus opiniones", indicó un portavoz del Ministerio.

"Esta nueva estrategia garantizará el apoyo a las víctimas y los sobrevivientes, y que los perpetradores sean identificados y llevados ante la justicia".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?