Isaías se convierte en huracán y amenaza a Bahamas y Florida después de dejar sin energía eléctrica a cientos de miles en Puerto Rico

Isaías se convierte en huracán y amenaza a Bahamas y Florida después de dejar sin energía eléctrica a cientos de miles en Puerto Rico

La tormenta tropical Isaías se convirtió esta madrugada en el segundo huracán de la temporada en el Atlántico después del paso de Hanna.

BBC Mundo

BBC Mundo

La tormenta tropical Isaías pasó a ser huracán y continúa su avance después de dejar atrás a Puerto Rico y República Dominicana.

Así lo reportó, temprano este viernes, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés).

Isaías tiene vientos máximos de hasta 130 kilómetros por hora.

Horas antes, Bahamas emitió advertencias para diferentes puntos del archipiélago ante la llegada del sistema tropical.

Más de 100 refugios fueron habilitados en las islas bajo amenaza.

Durante el jueves, el ministro de Prevención, Gestión y Reconstrucción por Desastres, Iram Lewis, afirmó que el archipiélago tomó las previsiones correspondientes.

Las autoridades pidieron a la población que se prepare ante la llegada del sistema tropical sin dejar de lado los protocolos de seguridad por el coronavirus.

Isaías golpeó Puerto Rico con fuertes vientos y lluvias.

 

Avance

Isaías se formó el miércoles por la noche y, según la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico, dejó sin servicio a alrededor de 400.000 habitantes a su paso.

Autoridades puertorriqueñas agregaron que al menos 23 centros de salud funcionan con generadores por los daños que ocasionó a la tormenta tropical.

La tormenta pasó también por República Dominicana este jueves provocando la muerte de una persona debido a la caída de un cable de alta tensión.

También ha causado estragos en República Dominicana.

Los meteorólogos calculan que el sábado puede tocar tierra en el sur de Florida, Estados Unidos.

El NHC no espera que el sistema tropical cobre más fuerza al menos hasta el domingo

Isaías se convirtió así en el segundo huracán de la temporada en el Atlántico después de Hanna.

Hanna tocó tierra en la Isla del Padre y la noche del sábado ya golpeaba el área entre Corpus Christi y Brownsville, al sur de Texas.

También dejaba fuertes tormentas en el noreste de México.

Los vientos máximos del huracán de categoría 1 alcanzaban 137 km/h, una fuerza que hizo volar techos de algunas viviendas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?