Trump: "¡Sería genial invadir Venezuela!" y otras 4 tremendas revelaciones

Trump: "¡Sería genial invadir Venezuela!" y otras 4 tremendas revelaciones

Libro de John Bolton: sus polémicas memorias cuya publicación quiere impedir la Casa Blanca. Es quizás el libro más esperado del año en Estados Unidos.

BBC Mundo

BBC Mundo

Su publicación fue anunciada en enero y desde entonces hay lectores que ordenaron su compra y están esperando su entrega.

El libro de memorias de John Bolton, exasesor de Seguridad Nacional del gobierno de Donald Trump, promete revelar información relevante que no llegó a salir a la luz durante el proceso de impeachment en contra del mandatario estadounidense.

Titulado “La habitación donde ocurrió”, de 577 páginas, está previsto que llegue a las librerías el 23 de junio, si acaso la Casa Blanca no logra impedir antes su divulgación.

De acuerdo con el Departamento de Justicia, el libro contiene “información clasificada”y por ello este miércoles pidió una orden de emergencia de un juez para impedir la publicación.

El propio Trump acusó este miércoles en televisión a Bolton de infringir la ley por publicar el libro.

Bolton, quien trabajó en la Casa Blanca de abril de 2018 hasta septiembre de 2019, niega ese señalamiento, pese a lo cual el gobierno de Trump ha podido ir postergando su publicación hasta ahora.

BBC Mundo te cuenta algunas de las revelaciones más polémicas de este libro que se han filtrado ya en los medios estadounidenses.

1. Trump buscó el apoyo de China para asegurar su reelección

De acuerdo con el libro de Bolton, el mandatario estadounidense le pidió ayuda al presidente de China, Xi Jinping, para ganar la reelección presidencial.

Según Bolton, Trump le pidió ayuda al presidente de China, Xi Jinping, para ganar la reelección.

El mensaje habría sido transmitido en varias oportunidades.

En una cena durante una cumbre realizada en 2019, Trump le dijo a Xi que el aumento por parte de China de la compra de productos agrícolas a granjeros estadounidenses reforzaría sus perspectivas electorales.

También en junio de 2019, durante un encuentro bilateral en el marco de la Cumbre del G20 en Japón, Trump le habló a Xi sobre los comicios presidenciales en Estados Unidos “refiriéndose a la capacidad económica de China para afectar la campaña en curso, rogándole a Xi que se asegurara de que él gane".

“Destacó la importancia de los agricultores y de un aumento en la compras chinas de soya y trigo en el resultado electoral. Yo publicaría las palabras exactas de Trump, pero el proceso de revisión del gobierno previo a la publicación me lo ha impedido”, comenta Bolton en el libro, citado por The Washington Post.

Cuando Xi accedió a dar prioridad a los productos agrícolas durante las negociaciones comerciales, Trump se refirió a él como “el líder más grande en la historia china”.

Este miércoles por la tarde, el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, refutó la versión de Bolton sobre estos hechos y afirmó que la solicitud de ayuda para la reelección “nunca ocurrió”.

2. Invadir Venezuela sería “genial”

De acuerdo con el recuento de Bolton, uno de los funcionarios más duros contra Nicolás Maduro, muchos de los gobernantes a quienes Trump acudía en búsqueda de apoyo o de aprobación sacaban provecho del mandatario tratando de manipularlo al recurrir a sus propias obsesiones personales.

Bolton afirma que Putin intentó persuadir a Trump de que apoyara a Maduro.

Un ejemplo citado en el libro fue una llamada telefónica en mayo de 2019 en la que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, comparó al líder de la oposición venezolana Juan Guaidó conHillary Clinton, la candidata presidencial por el Partido Demócrata en las presidenciales de 2016.

Bolton califica la jugada como “un brillante despliegue de propaganda del estilo soviético”, que tenía por objetivo asegurar respaldo para Maduro, el mandatario venezolano aliado del Kremlin.

¿El resultado? Según Bolton, los argumentos de Putin “persuadieron a Trump en gran medida”.

La administración Trump, sin embargo, mantiene un apoyo firme a Guaidó como presidente interino y ha ido incrementando las sanciones contra el gobierno de Maduro.

Al mismo tiempo, Bolton atribuye a Trump una serie de afirmaciones escandalosas como, por ejemplo, que habría dicho que invadir Venezuela sería “cool” (genial) y que el país sudamericano es “en realidad, parte de Estados Unidos”.

3. “Ayudar a los dictadores”

En el libro, Bolton hace referencia a varias ocasiones en las que –según su versión– Trump manifestó su disposición a detener investigaciones penales “para, en efecto, hacer favores personales a dictadores que le agradan”.

Según Bolton, Trump le hacía favores personales al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

El exasesor de Seguridad Nacional refiere como ejemplo que en mayo de 2018 el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, le entregó a Trump un documento en el que se abogaba por la inocencia de una empresa turca que estaba siendo investigada por la fiscalía del Distrito Sur de Nueva York por supuestas violaciones a las sanciones contra Irán.

“Trump entonces le dijo a Erdogan que él se haría cargo de las cosas, explicándole que los fiscales del Distrito Sur no eran gente suya, sino de Obama, un problema que estaría arreglado cuando fueran reemplazados por su gente”, escribe Bolton, quien afirma que parecía haber un patrón de “obstruir la justicia” que él no podía aceptar por lo que –asegura– informó de sus preocupaciones al fiscal general, William Barr.

4. Obsesión por la reelección

Bolton asegura que Trump tenía un único objetivo que sobresalía por encima de todo: garantizar su permanencia en la Casa Blanca durante otros cuatro años.

“Me cuesta identificar alguna decisión significativa de Trump durante mi periodo que no estuviera motivada por cálculos sobre la reelección”, escribe Bolton.

Un ejemplo de esto fue la decisión de Trump de hablar públicamente sobre su deseo de sacar a Maduro del poder durante 2018, lo que –según el libro– estaba motivado por su deseo de complacer a los votantes republicanos en Florida.

Sin embargo, Bolton describe a un Trump dubitativo a la hora de apoyar a Guaidó, quien se declaró presidente interino de Venezuela en enero de 2019 con apoyo de EE.UU.

Entonces, aunque el mandatario estadounidense aprobó la propuesta de Bolton de que EE.UU. reconociera públicamente a Guaidó como presidente legítimo de Venezuela, en un lapso de apenas 30 horas tras esa decisión ya Trump estaba considerando dar marcha atrás, pues le preocupaba que Guaidó pareciera débil, como un “niño” en comparación con el “rudo” Maduro.

Por la misma preocupación electoral, Bolton describe a Trump en 2018 gritando en una reunión con sus principales asesores indicándoles que el muro en la frontera con México tenía que ser construido y que la inmigración ilegal tenía que reducirse.

“Fui electo por este tema y ahora no voy a ser elegido por eso”, cita Bolton al mandatario.

Análisis de Anthony Zurcher, corresponsal de la BBC en EE.UU.

Por un lado el recuento que ofrece John Bolton en su nuevo libro debería sonar familiar de alguna manera.

No es la primera vez que un exconsejero o un aliado actual de forma anónima ofrecen anécdotas sobre un presidente al aparecer poco interesado en los detalles de gobernar y poco informado de asuntos básicos de política exterior. Durante casi tres años y medio ha habido muchas historias sobre desencuentros en la Casa Blanca y luchas de poder internas.

El libro de Bolton va un poco más allá, sin embargo, al pintar un retrato más amplio de un presidente dispuesto a retorcer la política exterior para hacer avanzar su agenda política personal e interna.

Eso fue precisamente lo que estaba en el centro del caso de impeachment de los Demócratas en el Congreso contra Trump en enero.

Bolton confirma en sus acusaciones que el presidente quiso negociar con la ayuda militar para presionar a Ucrania a que suministrara información dañina sobre su rival demócrata Joe Biden.

El exasesor de Seguridad Nacional agrega que los tratos de Trump con China se realizaron también con un ojo puesto en su reelección y que repetidamente intervino para ayudar a ciertos autócratas en el mundo.

Los Republicanos sugieren que todo es obra de un exempleado rencoroso que trata de vender libros, mientras que los Demócratas dicen que Bolton debería haberse presentado como voluntario para denunciar todo eso en el proceso de impeachment.

Eso ya es historia, pero el libro de Bolton aún puede tener incidencia en la campaña presidencial para las elecciones de noviembre.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?