Joe Biden: la crítica del exvicepresidente a la negación "irresponsable" de Trump de su derrota (y qué estrategia sigue ahora el presidente)

Joe Biden: la crítica del exvicepresidente a la negación "irresponsable" de Trump de su derrota (y qué estrategia sigue ahora el presidente)

El exvicepresidente dijo que el rechazo que ha externado Donald Trump a su derrota está enviando un "mensaje horrible" al mundo sobre su país. El presidente ahora podría estar buscando controlar el colegio electoral a través de Congresos estatales.

BBC Mundo

BBC Mundo

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, condenó este jueves la negativa del presidente Donald Trump de aceptar la derrota en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, pues considera que eso ha enviado al mundo: "Un mensaje horrible sobre quiénes somos como país".

El demócrata dijo que Trump ha mostrado una "increíble irresponsabilidad" al rechazar los resultados que le dieron el triunfo desde el pasado 7 de noviembre.

Trump ha emprendido acciones legales, pues señala que hubo fraude electoral, pero hasta ahora sus denuncias no han mostrado tener fundamento. Todos menos uno de los desafíos de Trump no han logrado avances reales.

También ha invitado a legisladores estatales a la Casa Blanca, lo que podría ser señal de un posible cambio de táctica.

El margen de victoria de Biden en la votación general es de más de 5,9 millones. Se proyecta que la victoria en el Colegio Electoral que decide quién se convierte en presidente, será de 306 votos a su favor, contra 232 de Trump.

Y este jueves se dio un nuevo revés para el presidente en el estado de Georgia, donde un recuento confirmó la victoria de Biden.

Rudolph Giuliani está encabezando la estrategia legal de Trump para revertir resultados estatales.

 

Cada estado debe certificar su resultado durante las próximas semanas. A medida que se certifiquen los votos, las posibilidades de Trump de anular el resultado seguirán disminuyendo.

Trump probablemente necesitaría revertir los números en al menos tres estados.

Una posibilidad es que el presidente intente que las legislaturas estatales (de mayoría republicana) en estados clave manejen a su favor la elección de los votantes del colegio electoral.

Podrían entonces seleccionar a unos que sean favorables al presidente.

¿Qué dice Biden?

El presidente electo habló después de una reunión en línea con gobernadores, incluidos demócratas y republicanos, sobre la crisis del coronavirus.

Cuando se le preguntó sobre la negativa a reconocer su victoria de parte de Trump, Biden dijo que el presidente estaba enviando "mensajes increíblemente dañinos (...) al resto del mundo sobre cómo funciona la democracia" y que sería recordado "como uno de los presidentes más irresponsables de la historia de Estados Unidos".

Biden sostuvo una reunión virtual con gobernadores estatales, incluidos algunos republicanos.

 

"Es difícil comprender cómo piensa este hombre", dijo, y agregó: "Es simplemente indignante lo que está haciendo".

Sobre el resultado de las elecciones, afirmó que "la gran mayoría de la gente cree que es legítimo".

¿Cuál podría ser la estrategia de Trump?

Si bien Trump continúa presionando a través de desafíos legales, hasta ahora casi no han tenido éxito.

La prensa estadounidense dice que el presidente puede intentar utilizar a legisladores republicanos en los estados que necesita (Michigan, Wisconsin y Pensilvania, por ejemplo) para que le favorezcan al designar los electores del Colegio Electoral.

En Estados Unidos las presidenciales son unas elecciones indirectas en las gana el que vencedor del voto popular sino que el que consigue mayoría en el Colegio Electoral, órgano que se forma con "electores" que designa cada estado en un número que depende de su población.

En todos menos dos rige la regla de que el ganador del voto popular se queda con todos los electores.

Los partidarios de Trump denuncian, sin aportar pruebas, que los demócratas quieren robar las elecciones.

 

Pero la ley federal dice que los legisladores estatales tienen el poder de designar electores bajo su propio criterio si el estado "no ha tomado una decisión".

Esto parecería una posibilidad remota, ya que es muy difícil de probar, no se ha demostrado evidencia de fraude electoral y privar del derecho al voto a millones de votantes provocaría un escándalo nacional.

La agencia Reuters citó a una fuente familiarizada con la estrategia de Trump que dice que ahora hay un "enfoque más específico para involucrar a los legisladores".

Pero incluso uno de los congresistas de Michigan que irá a la Casa Blanca, Mike Shirkey, dijo a principios de esta semana que la idea de una legislatura que designe a los electores "no va a suceder".

¿Qué pasa con los otros desafíos legales?

En una rueda de prensa, el abogado de Trump, Rudy Giuliani, expuso teorías sin mostrar evidencia y acusaciones de fraude electoral.

Los expertos legales han sugerido que es poco probable que las demandas logren alterar los resultados. Ya se han desestimado varias, aunque aún quedan por pronunciarse algunos jueces.

El presidente Trump ha limitado sus apariciones publicas en las últimas semanas.

 

Giuliani criticó los reportes de la prensa sobre las acciones legales de su equipo, diciendo que los medios habían mostrado un "odio patológico irracional hacia el presidente".

El presidente Trump ha seguido usando Twitter para manifestar apoyo a sus demandas judiciales y ha realizado solo dos eventos públicos desde las elecciones, una ceremonia por el Día de los Veteranos y una actualización sobre las vacunas contra el coronavirus.

El jueves, el secretario de Estado de Georgia , Brad Raffensperger, dijo que la auditoría estatal de las boletas electorales no había alterado la victoria de Biden en el estado.

Anteriormente, los republicanos perdieron una demanda en ese estado para intentar bloquear la certificación de los resultados, lo que debe suceder este viernes.

La ventaja de Biden estaba por debajo del 0,5% y el recuento se ordenó en virtud de una nueva ley estatal sobre auditoría.

Se encontraron varios miles de votos no contados, reduciendo la ventaja de Biden, pero fueron el resultado de un error humano y no de un fraude, dijo el gerente del sistema de votación, Gabriel Sterling.

El secretario de Estado de Georgia , Brad Raffensperger, anunció que el recuento de votos sostiene el triunfo de Biden en el estado.

 

En el condado de Floyd fue despedido el gerente electoral por las boletas recién encontradas.

Giuliani dijo que su equipo retiró su última demanda en Michigan, pues había logrado su objetivo de detener la certificación del resultado en un condado clave, aseguró.

Sin embargo, el vicepresidente de la junta de escrutinio del condado de Wayne informó que un intento de dos miembros republicanos de rescindir su certificación del resultado no era válido y que el resultado era vinculante.

Biden ganó el condado por un gran margen, según resultados no oficiales, además de que ganó Michigan por unos 146.000 votos.

En Arizona, el jueves, un juez rechazó una demanda presentada la semana pasada por el Partido Republicano estatal en busca de una nueva auditoría de las boletas en el condado de Maricopa, donde está Phoenix, la capital del estado y ciudad más grande.

En Nevada se presentó una demanda contra Trump, además de que su campaña pagó por un recuento parcial en Wisconsin, donde funcionarios electorales dicen que esto probablemente terminará favoreciendo a Biden.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?