Realidad y ficción sobre los métodos extremos para borrar tatuajes

Esta semana se dio a conocer el caso de un mendocino que para poder ingresar a la PSA decidió borrarse un tatuaje con un rallador de queso. Para la médica dermatóloga Sonia Rodríguez Saá la única vía aconsejable para la remoción de estas marcas sobre la piel es el uso de tecnología láser. Sin embargo, los tatuadores aseguran que son muchos los que no hace caso a tal consejo y optan por alternativas insólitas. Mirá el video.

Avatar del Ignacio de Villafañe

Ignacio de villafañe

La noticia dio vuelta por todo el país. Al ver comprometidas sus intenciones de ingresar a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), un joven mendocino decidió borrarse un tatuaje del brazo con un rallador de queso.  Las fotos las publicó luego un amigo mediante su cuenta de Twitter y después fue él mismo quien, bajo condiciones de anonimato, brindó su versión de los hechos y compartió un video donde mostraba los resultados.

Pero a pesar de lo sorprendente que pueda resultar para muchos este acontecimiento lo cierto es que para quienes viven de hacer (o borrar) tatuajes este tipo de historias no son nuevas. De hecho, aseguran que ocurren con más frecuencia de lo que pueden dar cuenta.

Según Diego Araya, tatuador con 20 años de trayectoria y director de Moon Tattoo, cerca de un 10% de las personas que se hacen un tatuaje luego se arrepienten. Esto puede deberse a "haber elegido mal el diseño", explica, "o haber elegido mal al artista", agrega.

Por su parte, la dermatóloga Sonia Rodríguez Saa -del Instituto Médico Rodriguez Saa- coincide con Araya en su diagnóstico sobre la cantidad de gente que cambia de opinión luego de tatuarse la piel de modo permanente y advierte que la mala información que circula sobre los métodos para eliminar estas marcas lleva en muchas ocasiones a situaciones peores que las que se buscan evitar.

"El único método que sirve es el láser", asegura Rodríguez Saa, "porque es el único que no deja marca. Cualquier otra opción reemplaza el tatuaje que se quiere borrar por una cicatriz", detalla y subraya, además, "el riesgo de infección que implica" actuar por cuenta propia y sin conocimientos.

Leche de higo, limón con sal y cortes cutáneos son solo alguno de los métodos "caseros" para eliminar tatuajes que los profesionales del área declaran haber escuchado. Mirá el video y escuchá a los expertos todo lo que tenes que saber -incluido el costo de equivocarse- antes de hacerte un tatuaje.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?