Por abusador, condenaron a 11 años de cárcel a un sacerdote

La justicia de Río Grande determinó esa pena para el religioso Cristian Vázquez, acusado del abuso sexual de una adolescente de 13 años.  Hasta el veredicto había estado en libertad, pero hoy quedó detenido. 

Redacción MDZ

Cristian Vázquez junto a su abogado, en el banquillo de los acusados.

Info Sur

El sacerdote de la ciudad de Río Grande, Cristian Vázquez, fue condenado hoy a 11 años de prisión por el abuso sexual de una adolescente de 13 años en el 2013.

Los jueces fueguinos hallaron a Vázquez, de 36 años, "autor material y penalmente responsable" de tres abusos perpetrados contra la menor. Se trata del primer juicio en Tierra del Fuego a un religioso por este tipo de delitos. 

Según fuentes judiciales, el Tribunal de Juicio de Río Grande ordenó además la inmediata detención del religioso quien había llegado en libertad hasta su juzgamiento.

Vázquez fue considerado culpable de abuso sexual simple en dos hechos, en concurso real con abuso sexual agravado por acceso carnal. Todos ellos agravados por tratarse de un ministro de culto de la Iglesia, de acuerdo con el veredicto del tribunal compuesto por los jueces Juan José Varela, Eduardo López y Daniel Ernesto Borrone.

.

Antes de escuchar el veredicto del tribunal fueguino, el sacerdote insistió nuevamente en que era inocente de los cargos que se le adjudicaron. 

Desarraigado

El sacerdote, separado del cargo desde poco después de la denuncia por el obispado de Río Gallegos, en Santa Cruz, a raíz de un proceso de la justicia canónica, llegó al juicio en libertad.

Sin embargo, el tribunal aceptó hoy una solicitud de detención planteada por la querella, basada en que “el acusado no tiene arraigo en Río Grande, ni domicilio fijo, ni trabajo, ni familiares, lo que en virtud de la pena conlleva un riesgo procesal y un riesgo para la víctima”, explicó a Télam el abogado querellante, quien dijo estar “conforme” con la sentencia.

Además de este caso que llegó a juicio, otro sacerdote que desarrollaba su ministerio en la ciudad de Río Gallegos, Daniel Omar Acevedo, fue separado del cargo a raíz de la denuncia por presunto abuso sexual que formalizó en Ushuaia un joven de 23 años, el 13 de noviembre de 2016.

El denunciante se presentó en la Comisaría de Minoridad y Familia de la capital fueguina y expuso que cuando tenía 15 años, el sacerdote acudió a unas vacaciones a su casa natal en la ciudad de Resistencia, Chaco, e intentó abusar de él.

Dijo que dos años después, cuando tenía 17 años, se repitió un hecho similar en el mismo sitio, y que al año siguiente el joven se mudó a Ushuaia donde volvió a ser contactado por Acevedo y se habría producido un tercer intento de abuso.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?