Otra mendocina cree que vio a Guadalupe en una plaza

Otra mendocina cree que vio a Guadalupe en una plaza

B.E. asegura que la semana pasada estaba en la Plaza Cobos (Cuarta Sección) cuando llamó a viva voz a su hija de 4 años. Junto con esa nena, se dio vuelta otra, muy parecida a la que muestran los medios del todo el país. Y el nombre que B. gritó era precisamente...¡Guadalupe!

Facundo García

Facundo García

Hacía días que B. E. dudaba, y cuando vio que la búsqueda de la pequeña Guadalupe Lucero (5) se había trasladado a Mendoza, tomó coraje y escribió a este diario. Dice que la semana pasada, en uno de los pocos días en que hubo sol, vio en la plaza Cobos a una chica idéntica a la menor que por estos días busca medio país. 

Lo notable es que la hija de B., de cuatro años, también se llama Guadalupe. "Un día de sol, alrededor de las 15, fuimos a los juegos de la plaza. En eso, llamé a mi hija y me pareció que otra nena se daba vuelta. Cuando la miré, era idéntica a la que están buscando", recapitula en diálogo con MDZ

La entrevistada afirma que había muchos nenes, pero que empezó a prestarle atención a esa menor porque se le había grabado en la mente la sonrisa, el rostro y la contextura de la niña desaparecida en San Luis.

La plaza en la que se produjo el presunto encuentro.

Sigue B.: "La observé y vi que estaba en un banco. Parecía tímida, como si algo no hubiera estado del todo bien. La acompañaba una mujer que 'no me daba' a madre...no sé explicar bien por qué, pero la miraba como vigilándola mucho y con distancia. Vi que habían llegado en una moto que no llegué a identificar porque encima habían puesto un par de camperas. Debe haber sido de 110 o 150 cc.".

Lo que hace dudar a B. es que no llegó a fijarse si la pequeña tenía la famosa mancha que caracteriza uno de los costados de su rostro.

"No llegué a ver eso, a pesar de que la niña llevaba el pelo atado -dice-. Igual cuando se le acercaban otros niños, ella se alejaba". 

La mancha que tiene Guadalupe en su costado izquierdo.

Más cerca

Ante la duda, B. decidió seguir llamando a su hija para ver si la otra chiquita se daba vuelta una vez más. "Cuatro veces dije 'Guada' y la niña me clavaba la mirada".

"Si revisan las cámaras de la semana pasada, seguramente van a encontrar la situación"

Aquella tarde pasó y B. desestimó la experiencia. No obstante, cuando saltó la posibilidad de que existiera una pista mendocina lo que le había pasado la empezó a tomar otro cariz. 

La mujer dice que la plaza Cobos tiene cámaras. "Es decir que si revisan un día soleado de la semana pasada, a eso de las tres de la tarde, a lo mejor pueden ubicar lo que estoy relatando. Fue en la vereda, justo enfrente de los juegos". 

Preocupación y testimonios

El relato de B. se suma al de Jorge Páez, un playero de Las Heras que jura que anoche, alrededor de las 18, fue a cargar nafta un sujeto que iba con una chiquita. 

"Eran cerca de las 18 -relató el hombre-. Llegó un auto con un hombre que quería cargar 300 pesos. Tendría unos 30 años. La nena tenía un gorrito de lana y dijo 'yo soy famosa'. Parecía estar bien; era idéntica a Guadalupe. Y el tipo que la traía se puso como nervioso", relató. Tras ese breve encuentro, el trabajador siguió con su labor y el conductor se alejó rápidamente. 

Todos estos testimonios implican la oportunidad de que Guada aparezca pero también conllevan un riesgo. Desde el inicio de la causa, se han multiplicado los llamados dando indicios de todo tipo. Cientos de comunicaciones se han recibido en el 911 e incluso la familia de la niña recibió llamados extorsivos que después fueron desestimados.

Por supuesto, no todas esas pistas son válidas. Tal vez ninguna. Pero se espera que la población colabore de buena fe y se ofrece una recompensa de 2 millones de pesos para quien ofrezca datos fehacientes sobre el paradero de la nena.

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?