Exclusivo: habla el acusado por las dos muertes en Uspallata

Exclusivo: habla el acusado por las dos muertes en Uspallata

Fernando Ariel Figueroa Alfaro (43) está imputado por los hechos que ocurrieron el jueves pasado, luego de que dos parejas fueran a comer un asado a la montaña. En esta charla, cuenta cómo vivió aquella madrugada. Su familia jura que él es inocente. Mañana, la segunda entrega de la investigación.

Facundo García

Facundo García

La familia de Fernando Ariel Figueroa Alfaro (43) asegura que el detenido es inocente. Su padre, Miguel, espera al periodista de MDZ con varios certificados médicos en los que se demostraría que el principal acusado por el incidente de alta montaña tiene un tumor en el cerebro. "Eso hace que tenga arranques de mucha angustia. Pero además de esto, él nunca quiso hacerle mal a la pareja que falleció", tira.

Se refiere a Adela Rodríguez (46) y Cristian Ivars (45), que fueron encontrados por un camionero durante la madrugada del viernes, sobre el kilómetro 1125 de la Ruta 7. Ella ya estaba muerta, y él estaba muy herido: murió ayer en el Hospital Central. 

Y la charla es parte de una nota exclusiva y más amplia que publicará mañana este diario a partir de lo que quiere contar el padre de Fernando, quien repite una y otra vez que su hijo no es agresivo y que tiene antecedentes psiquiátricos. Subraya que a pesar de que lo llevó "mil veces" al sistema público de Salud para que lo atendieran, "lo dejaron solo".

Suena el teléfono: es Fernando desde su celda

El padre y la familia Figueroa están muy disconformes con lo que dicen los medios, y juran que todo fue un accidente. En el momento en que Miguel está detallando esto, suena el teléfono: es Fernando desde su celda

Figueroa es considerado una persona "ingenua" por sus allegados.

Desde allí el imputado accede a charlar con este diario y da su visión de lo ocurrido. ¿Los atropelló? ¿Qué sintió? ¿Pelearon? "Recién esta mañana me enteré de que la pareja falleció -responde el entrevistado- (...) Fue así: ellos se bajaron, y luego yo anduve un poco junto a mi esposa en el coche. Cuando los alcanzo a ver de nuevo ya los tenía encima, los choco porque me voy un poco a la banquina. Admito que iba rápido...no los vi. Cada vez que lo recuerdo, no puedo dormir".

El lugar de los hechos, sobre Ruta 7.

Mañana en MDZ, la entrevista con la familia de Figueroa, que dice tener pruebas de que el acusado nunca quiso matar a las víctimas y "no puede hacerle mal a nadie". Conocé esas evidencias en la próxima entrega.

Al final de esta nota, dale "play" al resumen de la conversación en exclusiva con el acusado. 

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?