Liberaron otro tramo remodelado de calle Avellaneda en Guaymallén

Esta importante arteria fue reconstruida completamente con trabajos viales y urbanos que incluyeron drenajes, saneamiento, reforestación, iluminación LED, ciclovías y apeaderos.

Redacción MDZ

Así quedó.

Ya se puede circular con normalidad por calle Avellaneda, entre Benavente y Godoy Cruz. Este fue el segundo tramo que la comuna recuperó con trabajos de tipo integral, a fin de revertir el avanzado estado de intransitabilidad. La arteria es una de las más importantes de Guaymallén y resulta clave para la conexión interurbana del Acceso Este con Mathus Hoyos, pasando por los distritos de Villa Nueva, Belgrano y El Bermejo.

Con una inversión cercana a los 40 millones de pesos y un plazo de 12 meses, los trabajos se realizaron por etapas e implicaron la demolición completa de toda la infraestructura existente. Por tal motivo, fue necesaria la coordinación con entidades prestadoras de servicios públicos, principalmente Edemsa y AySAM. Cabe mencionar que la calle ha sido intervenida y remodelada en otros dos trayectos: desde Lateral Norte de Acceso Este a Benavente y desde Virgen de las Nieves hasta Capilla del Nieve.

A nivel de superficie, sobre la calzada habilitada se conformó una nueva carpeta de rodamiento con pavimento de hormigón articulado. En tanto, las intersecciones con Benavente, Silvano Rodríguez, Pedro del Castillo, España y Godoy Cruz fueron reconstruidas con losas de hormigón de 22 centímetros. Esto permite incrementar la resistencia y durabilidad frente a la demanda que el tránsito de vehículos pesados genera en la zona.

Previamente y en materia de drenaje, se rectificó la traza y se impermeabilizó con hormigón armado el canal de riego ubicado en la margen este de Avellaneda, que al contar con una mayor sección también resulta útil para el desagüe aluvional. Sobre el costado oeste, se construyó una nueva cuneta y se renovaron todas las alcantarillas, a fin de evitar futuras obstrucciones y optimizar el escurrimiento de las aguas de lluvia tanto de Avellaneda como de las calles transversales que evacuan hacia esta arteria. Todos estos trabajos generaron un perfil vial más amplio, que fue aprovechado para mejorar las condiciones del trasporte público y particular. De esta forma, se conformaron nuevos espacios de estacionamiento y se continuó la red de ciclovía hasta el carril Godoy Cruz.

Por su parte, las tareas de saneamiento implicaron la renovación de la red distribuidora de agua potable y la construcción de dos redes colectoras de cloacas. A esto se sumaron todas las conexiones domiciliarias de los frentistas.

Concepto urbano integrador

Al igual que todas las obras integrales que realiza el municipio, la renovada imagen urbana de calle Avellaneda prioriza al peatón, al ciclista y al usuario de transporte público. Por eso, esta obra de envergadura se completó con la construcción de veredas y esquinas con rampas y señalización para no videntes. La mayor superficie de circulación aporta comodidad y accesibilidad para todos los transeúntes. Mientras que el equipamiento urbano incluye bancos, bolardos, papeleros y tres nuevos apeaderos.

La seguridad fue reforzada con la instalación de alumbrado público LED e iluminación peatonal en cada una las esquinas afectadas. A su vez, se refuncionalizaron e incorporaron semáforos en la intersección de Avellaneda con Pedro del Castillo y España.

Por último, se realizó la reforestación con especies de bajo requerimiento hídrico para mantener y recuperar las calles arboladas del departamento. Algunos forestales existentes presentaban un avanzado deterioro en su estado vegetativo y por eso fue necesario reemplazarlos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?