Falta poco: Día del Niño en La Favorita, ¿ayudás a Zulema y te limpia tu casa?

Falta poco: Día del Niño en La Favorita, ¿ayudás a Zulema y te limpia tu casa?

Como cada año, colaboramos con la humilde y solidaria empleada doméstica de La Favorita a organizar la fiesta para cientos de niños. Si donás, ella se ofrece a ir a limpiarte la casa

Como cada agosto, estamos junto a Zulema Olivares.

Esta empleada doméstica y su hermosa familia, junto a Mdz, viene organizando desde hace seis años un festejo de Día del Niño para esas barriadas del oeste de Capital. Este año será el 25 de agosto.

Si no conocés a la hermosa Zulema, mirá este video:

Zulema, como lo imaginarán, tuvo una infancia extremadamente difícil, trabajando desde muy pequeña en basurales y chacaritas. Y no tuvo “Día del Niño”, por lo cual, busca que ahora los niños de su barrio obrero sí los tengan. Y muchas mujeres de los barrios la siguen en su empresa.

Por eso, desde hace seis años, desde este diario, organizamos la campaña de donaciones.

Hace falta, especialmente: leche, cacao, cosas dulces, juguetes nuevos o en buen estado, ropa y calzado de niños, útiles escolares y, en caso de contar con dinero, viene muy bien, porque hay que alquilar inflables y juegos infantiles, escenario y equipos de sonido.

Además, cuando alcanza la plata, Zulema y las vecinas del barrio hacen una gran olla de lentejas y también dan de comer a los adultos y luego sorprenden a los niños con panchitos.

El festejo.

También se aceptan donaciones de tiempo y de talento, para quienes quieran ir y compartir el otro domingo, con Zulema y todos los vecinos.

Llegado el día (este año, el 25 de agosto) cortan la calle y todo es celebración, desde las 10 de la mañana y hasta las 6 de la tarde.

Así es que te invitamos a sumarte: podés traer tus cosas a Mdz (Arístides Villanueva 444, de Ciudad) o dejar tu dirección y el periodista firmante de esta nota (cuyo número es 2616273100) las irá a buscar. Si gustan, además, pueden comunicarse directamente con Zulema, al 2614191062 y coordinar con ella. 

Sabemos que la calle está dura, en extremo, tal vez por eso, no ha de haber mejor ocasión que “soltar” (verbo de moda) un poco a cambio de las sonrisas de varios cientos de niños de esos barrios castigados.

De alguna manera, eso que dejás ir, va a volver mejorado.

Ulises Naranjo.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?