Método Montessori: esta es la educación que recibió Jeff Bezos

Método Montessori: esta es la educación que recibió Jeff Bezos

Desde el fundador de Amazon hasta los creadores de Google y Wikipedia. Conversamos con una maestra Montessori acerca de la metodología y filosofía de esta excepcional educación que recibieron grandes emprendedores.

Nicolás Hornos

El Método Montessori le debe su nombre a María Montessori (1870 - 1952), una médica y neuróloga italiana. Destacó mucho en su época tras difundir esta educación vanguardista. Comenzó su trabajo en niños con problemas de aprendizaje y desarrollo, y notó que muchos problemas que se trataban con medicamentos, se podrían trabajar cambiando, simplemente, la manera de interaccionar con el niño y creando un ambiente preparado para ellos.

En ese momento, demostró que chicos con problemas de aprendizaje también podían aprender a leer y escribir a la misma edad que cualquier otro. Luego de este logro, comenzó a preguntarse qué pasaría si se aplicase esta metodología en niños totalmente sanos y así, crear su primera escuela. Poniendo todo a la altura del niño, en vez de someter a los chicos a la autoridad y al miedo, Montessori le brinda las herramientas a sus alumnos para que puedan llegar a su verdad.

Conversamos con Lola Arpa, pedagoga española especializada en la educación Montessori y dedicada a difundir esta metodología en seminarios y congresos. Su pasión y vocación por la educación se centra en generar cambios colectivos y una conciencia planetaria que nos permita vivir más unidos, empatizando con el otro desde muy temprana edad. Crítica del sistema educativo tradicional y el status quo, expresa que “muchos maestros no creen que esto funcione. Aún se sigue perpetuando un sistema educativo en el que se compara constantemente y educa hacia la competitividad, en vez de hacia la superación de uno mismo. Seguimos educando como si los niños fueran solo un promedio de notas numéricas”.

¿Cuáles son las diferencias que tiene Montessori respecto a la educación tradicional?

-Montessori introduce pequeños y grandes cambios que son muy significativos. Aquí los niños han de ser los protagonistas. Con este método, se elimina la división por edades, las edades se mezclan y se forma un grupo muy heterogéneo. Por ejemplo, en infantil sería entre 3 y 6 años. Cuando mezclamos las edades, ya no van a tener todos la misma necesidad, sino que el más chico va a tomar como referente al más grande, y como vienen trabajando 2 años con sus guías, son grandes colaboradores. Hay un vínculo mucho más fuerte, entonces ellos saben que este año van a ser los mayores del grupo y van a ser necesitados por los maestros, esto a ellos les gusta.

Otra gran diferencia son los maestros, aquí los llamamos guías. Hay dos guías por aula y acompañan a los grupos durante 3 años seguidos. Esto genera un vínculo mucho más cercano con el niño y con la familia, lo voy a poder conocer y dar un servicio mucho mejor.

Pero creo que la gran diferencia se encuentra en el movimiento en las aulas y, sobre todo, mucha libertad y muchos límites muy claros.

"Montessori hace hincapié en desarrollar conciencia planetaria y un sentimiento de unión. Un niño que se porta mal está desanimado, cuando tienen lo que necesitan colaboran".

¿Cómo son las aulas?

A las aulas se les llama la casa de los niños. Es un lugar donde la libertad y la responsabilidad conviven con unos límites muy claros. Los niños aprenden a trabajar cuando hay movimiento a su alrededor. Pero hay unos límites muy claros, por ejemplo, siempre hablamos con la voz muy baja, casi susurrando. Hay rincones con material de todas las asignaturas donde los niños con total libertad, pueden elegir y tomar el material con el que quieren trabajar en su mesa. El límite es que no pueden agarrar algo que todavía no haya introducido el maestro. Hay un rincón botánico donde van a haber plantas, incluso hay escuelas que tienen un perro en el aula. El ambiente,  los maestros, y los materiales son tres ejes fundamentales. 

Aula Montessori.

¿Cómo es la metodología de aprendizaje?

-Siempre vamos de lo general a lo concreto, no al revés como se hace en la tradicional. Todo lo que seguimos aprendiendo de manera abstracta, todo lo que nos explican en los libros, nosotros lo tomamos y lo explicamos en 3 dimensiones. Hasta la explicación del número Pi tiene una explicación sensorial y muy simple.

Los niños tienen la posibilidad de decidir qué aprender en su tiempo en el aula. Son horas de trabajo de concentración y psicomotricidad. Buscamos despertar la curiosidad en los niños por lo que quieren aprender. En infantil se busca que el niño sea independiente de una manera funcional. Nos enfocamos mucho en el desarrollo del lenguaje los primeros años y sobre todo de este autocontrol de elegir una actividad, manipularla y explorar con ella. De esta manera, los niños adquieren autonomía e independencia desde muy temprana edad

La Teoría de las Inteligencias múltiples ocupa un lugar muy importante, no se prioriza solo la inteligencia lógico-matemática. En Montessori superan antes los objetivos que hay en la educación tradicional. Por ejemplo, con 9 años pueden resolver el cubo del binomio, algo que en la tradicional se aprende a los 16 años aproximadamente. Materiales que ellos tocan con 6 años, descubren otros conocimientos mucho más profundos cuando son mayores. Ellos mismos son conscientes de su propio crecimiento, su propio aprendizaje y de cómo detrás de las cosas hay un misterio. Montessori se propone crear espíritus críticos. Debajo de la filosofía hay una necesidad de cambio social.

Material de matemática de Montessori para aprender a dividir.

¿Cómo aprenden?

Cada niño tiene su ritmo, no hay que presionar. Esta metodología permite que los niños crezcan con ganas de saber más, de investigar, si quieren hacerlo solo, con un compañero o en grupo. Vamos a permitir que el interés del niño salga. Ellos deciden cómo investigan y cómo nos lo explican. La neurociencia nos ha enseñado que cuando hay miedo y estrés el cerebro no aprende, no hay conexión sináptica, las neuronas no trabajan. Creemos en el desarrollo de las capacidades y la superación de uno mismo, de que las ganas de aprender no se apaguen y que haya un conocimiento general basado en la experiencia.

¿Qué lugar ocupa el acompañamiento emocional?

-Es diario y constante. Primero del adulto hacia sí mismo. Los maestros no podemos corregir o intervenir, entonces tenemos que desarrollar una inteligencia emocional muy elevada. Con los niños tenemos que ayudarles a que entiendan cómo atravesar la frustración, cómo empatizar con el otro y aprender del conflicto, porque cuando hay un conflicto se mueven cosas internamente y eso debe exteriorizarse. El objetivo en infantil es ayudarlo a hacerlo solo. Después, de los 6 a los 12 años, es ayudarlo a pensar por sí solo, que se cuestione e investigue, despertar la curiosidad en los niños.

¿Qué puede aportar una persona que recibió educación Montessori cuando entra al mundo laboral?

-Los creadores de Google, el de Wikipedia y el fundador de Amazon, Jeff Bezos, recibieron esta educación. Creo que el que tengas desde pequeño el entrenamiento de tantas capacidades, la posibilidad de elegir tantas cosas e investigar y aprender de una manera tan amplia, desarrolla una gran autoestima y confianza en uno mismo para hacer lo que a uno le gusta o apasiona de la mejor manera. Montessori genera mentes inquietas. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?