Súper o almacén: ¿dónde conviene comprar estos productos?

Súper o almacén: ¿dónde conviene comprar estos productos?

La inflación en el rubro alimenticio continúa golpeando el bolsillo de los mendocinos. Por ello, recorrimos tres supermercados y un almacén de barrio para saber dónde conviene comprar estos productos cotidianos que necesitamos.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

A pesar de las medidas adoptadas por el Gobierno para frenar el incremento en el precio de los alimentos en el país, la tendencia no se detiene. Desde Casa Rosada ya admiten que la inflación de abril volverá a rondar el 4%, lo que lleva a alejarse cada vez más del 29% anual, objetivo previsto en el Presupuesto. 

La inflación acumulada para este año ya trepó hasta el 17% y esto genera un gran impacto para el bolsillo de los mendocinos. Por ello, recorrimos las góndolas para tener un muestreo de precios de algunos productos básicos. Para ello se tomaron de ejemplo dos supermercados (uno en Godoy Cruz y otro en Capital), un mayorista de Guaymallén y un almacén de barrio de esta misma localidad. La intención era evaluar dónde conviene adquirir estos productos.

Resultados del relevamiento por supermercados y almacenes. 

En tanto, los productos que fueron relevados para este informe son los que se concentran dentro de la canasta básica alimentaria, sin tener en cuenta carne, frutas y verduras. Estos fueron, en la mayoría de ellos, los conocidos como primeras marcas. 

Como se puede apreciar, algunos de los productos de esta canasta como la sal ($45 promedio), el aceite ($140 promedio), el té ($45 promedio), tienen precios similares en los distintos supermercados. Esto se debe a que los mismos se encuentran alcanzados por el sistema de Precios Cuidados, lo que les impide sobrepasar la barrera de precios impuesta por la medida del Gobierno.

Además, si bien los almacenes barriales se abastecen de estas grandes cadenas de supermercados, las personas siguen eligiendo estos negocios minoristas para realizar las compras, por la cercanía y la falta de tiempo a la hora de realizarla.  Sin embargo, desde estos locales sostienen que "las personas han dejado de consumir productos de primera marca por la diferencia en el precio entre los distintos productos. La brecha es cercana al 20% en los distintos alimentos". 

Las personas siguen eligiendo los almacenes de barrio para hacer sus compras diarias.​​​​​​

Como informó MDZ hace días atrás, una familia tipo (dos adultos y dos menores) en Argentina necesita más de $60.000 al mes para no caer bajo la línea de la pobreza y más de $25.000 mensuales para superar la indigencia. Estos datos se incrementaron debido a la suba en los productos de la canasta básica alimentaria, que subió un 4,5% en el mes de abril, en comparación a los precios de marzo. 

Por otra parte, los consumidores de estos locales alegan que "los precios suben todo el tiempo. Venís cada 15 días y te encontrás con precios totalmente distintos. Ya no sabes qué es caro y qué no". "La plata no me alcanza para darme algún que otro "gustito", solo compro lo básico", sostuvo otro de los compradores.

El consumo de estos alimentos se ha visto disminuido en comparación al año pasado debido a que, hace 12 meses, el país se encontraba en aislamiento por la pandemia, por lo que existía el sobreabastecimiento. Sin embargo, a pesar de que estos productos tengan aumento todos los meses, las filas de los supermercados siguen llenas por el momento, aunque la mayoría de las personas optan por comprar lo justo y necesario, resignando ese "gustito".

Informe: Emanuel Acuña

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?