Autonomía: su importancia desde los primeros meses de vida

Autonomía: su importancia desde los primeros meses de vida

Los bebés necesitan del cuidado permanente de un adulto que pueda responder a sus necesidades y requerimientos, sin embargo, hay espacios de autonomía que el adulto debe propiciar. 

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Ser padres no es una tarea fácil, desde el nacimiento un interrogante permanente es cómo hacer para que a nuestros hijos no les falte nada y en ocasiones podemos llegar a sobreprotegerlos haciendo el camino a transitar mucho más complejo.

Los bebés necesitan del cuidado permanente de un adulto que pueda responder a sus necesidades y requerimientos, sin embargo, hay espacios de autonomía que el adulto debe propiciar. 

En la actualidad hay muchas teorías sobre crianza que circulan intentando clarificar el panorama a las familias que se inician en la tarea de “ser padres”. Algunas de ellas sostienen que el adulto debe realizar una estimulación del niño y otras en cambio sostienen que el adulto debe acompañar, atender a las manifestaciones que van apareciendo en ese nuevo ser que comienza su etapa de exploración y conocimiento.

El desarrollo de la autonomía es prioritario en la educación de un niño ya que permite que crezcan con mayor autoestima y confianza en sí mismos. Los niños autónomos realizan tareas y actividades acordes a su edad y su entorno socio cultural.

Tips para fomentar la autonomía

En niños pequeños, desde su nacimiento hasta los dos años aproximadamente, hay infinidad de situaciones cotidianas que ponen en jaque a los padres o cuidadores. A continuación dejamos algunos consejos para poner en práctica: 

- Respetar el ritmo de desarrollo de la autonomía: muchas familias se preocupan porque su bebé no se sienta o pone de pie “solito” al mismo tiempo o edad que sus pares. Cada niño tiene su tiempo de maduración, es contraproducente exigir al niño hacer cosas sin que haya alcanzado el grado de madurez adecuado para realizar las tareas que se le piden.

- Comunicar: la comunicación con los niños es una parte fundamental para el desarrollo óptimo de los niños. Hablar, expresar de forma gestual lo que acontece favorece que el niño adquiera la capacidad de manifestar sus deseos e inquietudes. Con los bebés es importante adquirir el hábito de anticipar los movimientos que el cuidador va a realizar en momentos como el cambiado de pañales o de ropa, durante el baño y en el momento de alimentarlo.

- Evitar ser sobreprotectores o hacer todo por ellos: la exploración es una posibilidad para que los niños puedan equivocarse y aprender de sus propios errores. 

- Ofrecer espacios adecuados para su desarrollo: la autonomía y el desarrollo motriz requieren de la preparación de espacios que favorezcan o faciliten la cotidianeidad de los niños. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?