Mató a una mujer y lo atraparon por las huellas dactilares en una lata de cerveza

Mató a una mujer y lo atraparon por las huellas dactilares en una lata de cerveza

El trabajo de detectives sobre rastros de un crimen cometido en la Ciudad de Buenos Aires permitió distinguir al culpable entre dos posibles sospechosos. ¿Los elementos del caso? Una mujer acuchillada, sangre en el piso y unas latas de alcohol que tenían improntas de unas manos. Así lo resolvieron.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

El pasado 7 de diciembre, un sujeto mató a una mujer de 43 años que estaba embarazada de 3 meses en un albergue transitorio de Darragueyra al 2400, en el barrio porteño de Palermo. La víctima fue hallada moribunda, con restos de alcohol, un celular y varias cuchilladas. Alrededor, sangre y algunas latas de cerveza. Y en este último detalle estaba la clave para resolver el caso. 

Fue, de hecho, una de las primeras cosas que revisaron los efectivos de la Comisaría Vecinal 14 cuando llegaron al lugar. La mujer falleció poco después.

Pero para entonces, los peritos ya estaban recabando las huellas dactilares que el agresor había dejado en los envases de la bebida alcohólica.  

¿Quién fue?

La víctima había pedido ayuda: poco antes del femicidio, había hecho denuncias por violencia de género contra un sujeto llamado Rubén, que fue detenido como principal sospechoso. Pero he aquí que los rastros en las latas apuntaban a otro hombre, conocido como "El paraguayo Hugo" (33), quien fue visto junto a la víctima horas antes del crimen. 

El hallazgo permitió distinguir entre dos posibles sospechosos

De modo que la Unidad Criminalística Móvil (UCM) de la Policía de la Ciudad recuperó las improntas de las latas, las mandó a analizar y comprobó que pertenecían a Hugo, quien fue capturado. Además, este segundo sospechoso tenía una denuncia por lesiones

Las latas fueron la clave para resolver el crimen. Foto: 
@pampamonaco

El hallazgo, claro, le "salvó las papas" a Rubén, que veía venir un panorama legal complicado. Gabriel Berard, Jefe de la Policía de la Ciudad, resaltó el modo en que se preservó la escena del crimen y se levantaron los rastros. "Fue un trabajo muy profesional, bien hecho por parte del laboratorio y por el personal de la Brigada 14”, consideró.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?