Sin barbijo en espacios abiertos: quiénes y por qué se oponen a la medida

Sin barbijo en espacios abiertos: quiénes y por qué se oponen a la medida

Luego de alcanzar el 70% de la población vacunada con ambas dosis, ya no es obligatorio el uso del barbijo al aire libre en la Ciudad de Buenos Aires. Tampoco deberán usarlo los alumnos de las escuelas porteñas cuando estén en espacios abiertos.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

A partir de hoy, miércoles 20 de octubre, no es más obligatorio el uso del barbijo al aire libre, y en donde no haya aglomeraciones en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El Gobierno tomó esta medida por la favorable situación sanitaria que vive la ciudad, debido al avance del plan de vacunación que hasta ahora alcanzó al 70% de la población con ambas dosis. 

En cuanto a las escuelas, el Gobierno porteño tomó medidas que consisten en que se permitirá a los alumnos quitarse los barbijos en el recreo, pero siguen siendo obligatorios en las aulas.

Hace unos días, el gobierno nacional dispuso la misma medida a partir del primer día de octubre, pero cada jurisdicción decidiría si aceptaba o no tomarlas. Así fue como el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, rechazó la medida y expresó que varios países liberaron el barbijo y luego tuvieron que volver hacia atrás.

Desde hoy, que entró en vigencia esta nueva normativa, en las calles porteñas todavía se está viendo a la gente respetar los protocolos y la utilización del barbijo. No se nota una verdadera diferencia con respecto a meses, o días anteriores, porque la gran mayoría de la gente prioriza su uso. A simple vista, sigue siendo el mismo porcentaje de gente que opta por caminar por la vía pública con y sin el tapaboca.

Santiago, estudiante de 21 años de edad conversó con MDZ sobre su punto de vista acerca de la nueva medida: “Yo no uso barbijo por la calle en espacios abiertos, por comodidad y porque está comprobado que no contagia a nadie, además de tener ambas vacunas. Sí lo utilizo para espacios cerrados que para ingresar te obligan a usarlo, ya sea un comercio o un transporte público”. Para él, esta es una buena medida para de a poco quitarle el miedo a la gente y que de a poco vuelva a la normalidad. “Mi mamá usa el barbijo en la calle, hasta en lugares innecesarios que no hace falta, y con esto seguro en ciertos momentos escoja bajárselo un poco, cuando no haya nadie. A veces por el miedo, está bueno que las autoridades te permitan estas cosas para que la gente relaje un poco”, explica.

A favor de seguir usando barbijo

Por otro lado, Gabriela -diseñadora gráfica de 53 años- explica: “La utilización del barbijo sigue siendo importante, ahora más que nunca que de a poco hay menos muertos, internados y contagios. Es el momento de no bajar los brazos y es una forma de prevención que no es molesta para nadie y sigue sumando. No usarlo ahora en ciertos momentos es un desperdicio, porque no debemos perder esta oportunidad para que la enfermedad no se siga expandiendo”. 

También se refirió a los bares y lugares bailables: “Sigue siendo peligroso que en los bares la gente no use barbijo, aunque estén al aire libre y con ciertos protocolos, la gente se mezcla, se cruzan de mesa y no termina sirviendo”.

 

Silvia, ama de casa y madre de dos hijos, opinó acerca de las medidas tomadas en las escuelas: “Es una decisión errada, los chicos menores a doce años no se empezaron a vacunar, ni anotar para darse las dosis. Por eso es peligroso que estén sin barbijo en el recreo”, y continúa “en estos momentos tomar esto cuando los chicos ya se empezaron a acostumbrar me parece mal, es mejor esperar un poco más, aunque sea que tengan alguna vacuna”. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?