La importancia del tapabocas: cómo reduce el contagio y previene el coronavirus

La importancia del tapabocas: cómo reduce el contagio y previene el coronavirus

El tapabocas bien usado puede reducir al mínimo la posibilidad de contagio entre personas. Los datos.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El tapabocas ha pasado a ser parte de la vestimenta habitual. Se combina con la ropa, se eligen diseños y modelos distintos. Pero en la base lo importante es que se convirtió en un elemento de protección personal para no contagiar ni contagiarse de enfermedades; particularmente para prevenir la transmisión del coronavirus. 

El buen uso de barbijos y tapabocas puede reducir fuertemente el contagio. Tanto, que si dos personas que dialogan respetando la distancia y el uso de ese elemento lo minimizan. 

En la infografía queda ilustrado cuánto previene, según el uso. 

Los tapabocas son fundamentales para evitar que una persona que tiene el virus lo transmita. Quienes están contagiados que no usan tapabocas son agentes de transmisión fuertes, aunque el resto de las personas sanas sí use. La Covid-19 se transita muchas veces de manera asintomática, por lo que muchos pueden no saber que tienen la enfermedad. Por eso es fundamental respetar la disposición para usar elementos de protección. Así se protege al resto. 

 

Los barbijos de tela hechos en casa con materiales comunes se pueden usar como una medida de salud pública sumada al distanciamiento social e higiene.

Para el uso de un tapabocas hay que tener en cuenta que:

  • 1. Se ajuste bien pero cómodamente contra el puente nasal y el costado de la cara
  • 2. Esté asegurado con lazos o elásticos para las orejas
  • 3. Tengan varias capas de tela (al menos 2)
  • 4. Permitan la respiración sin dificultad
  • 5. Se pueda lavar y secar en el lava ropas sin daños o sin cambiar su forma y a mano con jabón.
  • Para ponerte, usar y quitarte bien un barbijo tené en cuenta:
  • 1. Antes de ponerte un barbijo, lavate las manos con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol.
  • 2. Cubrite la boca y la nariz con el barbijo. Asegurate que no haya espacios entre el barbijo.
  • 3. Evitá tocar el barbijo mientras lo usás; si lo hacés, lavate las manos con agua y jabón o con desinfectante a base de alcohol.
  • 4. Cambiá de barbijo en cuanto esté húmedo o visiblemente sucio.
  • 5. Para quitarte el barbijo: Hacelo por detrás sin tocar la parte delantera del barbijo, ponelo inmediatamente en un recipiente cerrado y lavate las manos con agua y jabón o con desinfectante a base de alcohol.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?