Desconcertante hallazgo prehistórico cerca de Stonehenge

Desconcertante hallazgo prehistórico cerca de Stonehenge

El descubrimiento puede llegar a hacer replantear el significado del monumento que fascina al mundo desde hace siglos.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Un hallazgo arqueológico podría cambiar lo que se sabe hasta ahora del monumento prehistórico de Stonehenge. La construcción de piedra del periodo neolítico ubicada en las islas británicas sumó una nueva capa de misterio, ya que se descubrió que está ubicada muy cerca de un anillo de ejes prehistóricos, que también es de construcción humana.

El hallazgo se produjo cerca del asentamiento conocido como los Muros de Durrington. En total son más de 20 pozos de 10 metros de diámetro y 5 de profundidad, que, según creen expertos, podrían haber marcado la frontera entre el mundo de los vivos y el de los muertos.

La noticia llegó dos días después del solsticio de verano, sin acto debido a la pandemia, un patrimonio de la humanidad reconocido por la Unesco en 1986. Esto permitió que los arqueólogos volvieran a trabajar en la zona, y con equipos de prospección geofísica, radares de penetración de tierra (GPR) e instrumentos de magnometría consiguieron desenterrar fascinantes secretos.

Mapa publicado por El Mundo de España.

Richard Bates, investigador de la Universidad de St. Andrews, destacó que "los sensores remotos nos dan una idea cada vez más completa del pasado y nos están sirviendo para descubrir una sociedad mucho más compleja de lo que nos hubiéramos imaginado".

"Las prácticas claramente sofisticadas que están saliendo a la luz demuestran que la gente del neolítico estaba alineada con los eventos naturales, hasta un extremo que es difícilmente concebible en el mundo moderno", agregó.

Lo que se sabe hasta el momento de Stonehenge indica que era funcionaba como un observatorio astronómico para predecir las estaciones. Uno de los misterios que rodean al monumento es cómo hicieron para trasladar las piedras que lo componen 250 km, desde Preseli, Gales, hasta Amesbury.

El descubrimiento se produjo como parte del proyecto Stonehenge Hidden Landscape, que llevan adelante arqueólogos de St. Andrews, Bradfrod, Birmigham, Warwick, Glasgow y Trinity/Saint David. "Estamos empezando a ver cosas que nunca creímos capaces de imaginar con la arqueología convencional", indicó Vincent Gaffney, parte del equipo.

"Lo que hemos descubierto demuestra la complejidad de las estructuras que rodean a Stonehenge y la capacidad y el deseo de las comunidades del neolítico de registrar sus creencias cosmológicas de una manera y a una escala que no habíamos sido capaces de anticipar", agregó el arqueólogo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?