Así funciona la vacuna Pfizer que ya se probó en Argentina

Así funciona la vacuna Pfizer que ya se probó en Argentina

Este lunes la compañía estadounidense informó que la vacuna ha presentado "un 90% de eficacia" en la fase 3 de desarrollo, la última etapa antes de pedir formalmente su homologación.

Redacción MDZ Online

La vacuna contra el COVID-19 que están desarrollando la farmacéutica estadounidense Pfizer y la compañía alemana de biotecnología BioNTech está muy bien encaminada y este lunes las compañías informaron que ha presentado "un 90% de eficacia" en la fase 3 de desarrollo, la última etapa antes de pedir formalmente su homologación.

La eficacia se logró 7 días después de la segunda dosis de la vacuna y 28 días después de la primera, informó la farmacéutica estadounidense esta mañana. Todavía no se sabe cuánto tiempo dura la inmunidad.

Según consigna Infobae, la vacuna en cuestión está basada en la tecnología del ARN mensajero, que lleva instrucciones de ADN para que las células del cuerpo humano generen ciertas proteínas protectoras. La misma comenzó sus ensayos en Alemania a fines de abril y en EEUU a principios de mayo.

Sobre las dosis y la cantidad de días que tardan en generar anticuerpos, las vacunas que utilizan el virus completo (atenuado o inactivado) con una solo dosis tardan 28 días en generar anticuerpos. En tanto esta vacuna se usa con dos dosis: una el día cero y otra tres semanas después. Según los especialistas, a la cuarta semana se generan niveles altos y funcionales de anticuerpos.

El primer estudio de Pfizer y BioNTech incluyó a 45 adultos de entre 18 y 55 años, y en él se probaron distintas dosis de la vacuna que produjeron anticuerpos superiores a los de pacientes que se han recuperado de la COVID-19. 

En julio, Argentina fue seleccionada para formar parte del ensayo de la vacuna en fase III. Ante la aparición del coronavirus se iniciaron conversaciones para que fuera la Argentina el país que acompañe a Estados Unidos en la prueba de la vacuna de la compañía farmacéutica. 

Los ensayos, que tienen cada uno decenas de miles de participantes, son doble ciego, lo que significa que la mitad de ellos recibe una solución salina u otro placebo y los pacientes no saben qué tratamiento está recibiendo cada uno.

La vacuna, según especificaron desde las compañías, ha sido en general bien tolerada, aunque en algunos casos causó fiebres y dolores locales donde fue inyectada, pero sin que se detectase ninguna reacción grave. Las dos compañías usaron esta información recabada para llevar a cabo una prueba mucho más amplia, con hasta 30.000 participantes, que todavía está en marcha en Estados Unidos, Brasil, Argentina, Alemania y distribuidas en 120 locaciones a nivel global.

Ahora el laboratorio planea solicitar a la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) una autorización de emergencia este mismo mes, luego de dos meses de recolección de información, plazo mínimo recomendado por las autoridades. Basándose en proyecciones, ambas empresas afirmaron que prevén suministrar 50 millones de dosis en el mundo en 2020 y hasta 1.300 millones en 2021.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?