Un ladrón murió en un choque y estallaron los memes

Un ladrón murió en un choque y estallaron los memes

La inseguridad no es la principal preocupación de los argentinos, según las últimas encuestas, pero una particular situación que se dio ayer demuestra que todavía genera bronca, y mucha.

Francisco Pérez Osán

Francisco Pérez Osán

La crisis económica en el país hizo que, durante los últimos años, la inseguridad quedara relegada en el ranking de las preocupaciones de los argentinos, pero algunos hechos ocurridos en los últimos días indican que no es un tema olvidado, ni mucho menos.

Ayer se viralizaron fuertes imágenes de un choque entre una moto en la que viajaban tres delincuentes y una camioneta de la Policía Bonaerense. Uno de los ladrones falleció en el acto, y la foto de su cuerpo sin vida llegó a las redes. No es la primera vez que esto sucede, pero en este caso se produjo algo particular: a las pocas horas comenzaron a circular memes en los que se burlaban del muerto.

No hace falta reproducirlos, ya que es virtualmente imposible no haber visto al menos una de las imágenes que mostraban a Alejandro Reynoso en diferentes situaciones. Tampoco hace falta realizar un juicio de valor sobre la moralidad de compartir las imágenes o de reírse de ellas, ambos actos privados que influyen exclusivamente en quien los realiza. Sí es importante detenerse en lo que hay detrás de esta situación, intentar dilucidar qué oculta.

Una encuesta de Marketing y Estadística de más de 1.200 casos mostró que la principal preocupación de los argentinos en noviembre era “trabajo, empleo y desempleo” con el 49%, seguido por la inflación con el 42%. Lejos, muy lejos, se ubica la inseguridad en el sexto puesto, con solamente el 27%. A pesar de esto, hechos como el de ayer muestran que en la sociedad hay una bronca subyacente por los reiterados hechos de inseguridad.

La cultura del meme en la que estamos inmersos los argentinos tiene su razón de ser: estas imágenes son métodos muy efectivos de transmitir mensajes más o menos complejos. En este caso, con un trasfondo preocupante. Hay un hartazgo palpable con la inseguridad. No importa en qué provincia. Los hechos violentos se repiten en todos lados, y, por ahora, la bronca que esto genera sale en forma de memes.

¿Cuánto falta para que este enojo generalizado tome otra forma? Es imposible de saber. La discusión por la inseguridad quedó silenciada en la transición gubernamental debido a la urgencia de la crisis económica, pero ignorar el hecho de que el problema es grave podría traerle problemas a los nuevos gobernantes.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?