Sequía: buscan que los productores ahorren agua

Sequía: buscan que los productores ahorren agua

Irrigación y la Coviar trabajarán juntos para enfrentar la crisis hídrica. La estrategia

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

La sequía golpea a Mendoza y por eso quienes dependen del agua para producir buscan estrategias para hacer frente al problema. 

Para ello, el Departamento General de Irrigación (DGI) y la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) firmaron un convenio para que productores de uvas de Mendoza tengan asesoramiento gratuito para optimizar el uso del recurso hídrico. En tiempos de crisis hídrica, el uso eficiente del agua de riego es clave para el desarrollo vitivinícola, darle sustentabilidad a la producción primaria y cuidar el medio ambiente.

El convenio busca generar acciones conjuntas entre las partes con la finalidad de que los productores que reciben asesoramiento de los Centros de Desarrollo Vitícola Convenio INTA- Coviar, con el acompañamiento del DGI, implementen técnicas de riego más eficientes que les permitan hacer un mejor uso del recurso hídrico, mejorando su producción e incluso reducir costos. En este sentido, un cuerpo de ingenieros de los Centros de Desarrollo Vitícola (CDV) controlarán la implementación de las recomendaciones de riego que Irrigación formulará luego del análisis y el trabajo de campo en fincas de los productores beneficiados con este convenio.

El acuerdo

Irrigación y los bodegueros se comprometieron a realizar tareas como el seguimiento y monitoreo de la implementación de las recomendaciones de riego formuladas por el DGI; elaboración de informes con la georreferenciación de parcelas asociadas seleccionadas donde se realizan los ensayos de eficiencia de riego y, además, se enriquecerá toda esta información con índices verdes generados por el proyecto “Manejo Integral del Viñedo”, mediante imágenes satelitales y multiespectrales.

Inicialmente, técnicos de la “Componente No Estructural del Proyecto de Impermeabilización Canal Cacique Guaymallén” y del Departamento de Planificación e Investigación del Área de Gestión Hídrica de Irrigación realizarán alrededor de 30 ensayos de eficiencia de riego, en compañía de técnicos de los CDV Convenio INTA- COVIAR, dentro de la zona de influencia del mismo. Además, colaborarán otros equipos de trabajo del DGI, abarcando fincas de la zona Este y Sur de Mendoza.

"A partir de la crisis hídrica que productores están viviendo, nos vimos en la necesidad de generar acciones puntuales. Este convenio con Irrigación, para la Corporación Vitivinícola es muy importante, porque es el primer paso de vinculación formal, para trabajar en la asistencia a productores", aseguró Fioquetta.

"Desde siempre, como mendocinos, tenemos el relato de que hemos vencido el desierto y construido un oasis pero la verdad es que la mayoría de nosotros ha crecido en este oasis y no tenemos conciencia de desierto. Esto se demuestra en la ineficiencia que tenemos tanto en el reparto del agua, ya sea para riego o servicios públicos, como también en el consumo. Hoy la realidad nos está golpeando y no tenemos la conciencia. Tenemos que ir adaptándonos y algunos productores ya lo hacen no siempre sabiendo que acciones realizar o qué herramientas utilizar. Por eso, para ello, es este convenio que firmamos", sostuvo Marinelli.

“Desde el principio de mi gestión he buscado promover un cambio cualitativo en cuanto a lo cultural. Y en una segunda etapa, un cambio cuantitativo para que podamos comenzar a medir de manera de tener resultados de la mejora en la eficiencia que tiene el sistema en general, para que no nos alcance esta escasez pronunciada y que la sequía no logre afectaciones socioeconómicas”, agregó el Superintendente.

El acuerdo permitirá la colaboración mutua entre ambos organismos, en pos de mejorar la eficiencia de riego intrafinca, a partir del asesoramiento gratuito a productores por parte de técnicos y especialistas del DGI.

Desde Coviar, a través del Programa Productores, realizará un relevamiento de productores predispuestos a implementar el ensayo de eficiencia de riego intrafinca, facilitará la interacción entre la parte técnica y los productores y monitoreará la posterior ejecución de la recomendación hecha por los técnicos del DGI.

El presente acuerdo de colaboración mutua tiene un plazo de duración de dos (2) años con la posibilidad de prórroga por un año más si las partes así lo estiman conveniente.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?