Charlotte Casiraghi bendijo una prenda que el mundo de la moda odia: ¿la usarías?

Charlotte Casiraghi bendijo una prenda que el mundo de la moda odia: ¿la usarías?

La hija de la princesa Carolina de Mónaco apareció en Instagram utilizando un calzado muy particular mientras disfruta del verano europeo en una exclusiva reunión de amigos. En la nota, te contamos qué se puso y por que los que aman la comodidad están de parabienes.

MDZ Sociales

MDZ Sociales

Hay algunas prendas que la gente en general adora porque son confortables, relajadas y fáciles de usar... pero que en el mundo fashion son criticadas y vapuleadas. En este caso, una princesa absolutamente top es quien le dio la bendición a un accesorio que a ciertos críticos y diseñadores les produce descomposturas. 

La foto que subió Celine Brugnon a su espacio de Instagram, en donde aparece Charlotte.

Se trata de la sandalia de doble hebilla: un zapato absolutamente cómodo y que relaja el pie, eso nadie lo discute... pero los expertos en moda, los blogueros y fasionistas detestan y consideran estéticamente cuestionables, por no decir directamente feos.

Si embargo, este particular estilo de sandalia acaba de ser aprobado y bendecido por uno de los íconos más indiscutidos de la moda actual. Musa de muchos diseñadores y cara oficial de Chanel, Carlota Casiraghi ha decidido utilizar este calzado y lucirlo en exclusivos espacios.

La hija de la princesa Carolina de Mónaco apareció junto a su esposo, el productor de cine Dimitri Rassam, en una salida veraniega en La Villa Castel del Mare (Cap-d'Ail), y en Instagram una de las asistentes al convite inmortalizó la reunión en una fotografía. 

En dicha instantánea, la bella madre de dos pequeños apareció con un outfit relajado y casual: un vestido a lunares de la tienda Topshop y las cuestionadas sandalias de la marca Birkenstock. Con su rostro impoluto, sin maquillaje y el cabello apenas atado, Charlotte hizo gala de su onda natural y suelta.

En la foto la pareja está sin sus dos hijos, Rahaël, de 7 años, nacido de su relación con Gad Elmaleh, y Balthazar (2 años), hijo de su actual media naranja, Dimitri Rassam.

La sobrina del príncipe Alberto de Mónaco, que hoy cuenta con 34 años, es conocida por su discreción y bajo perfil, sin embargo está haciendo más apariciones durante este verano. A principios de julio, fue en compañía de su madre y su hijo mayor a la última jornada de la 15ª edición del Longines Global Champions Tour Jumping International de Monaco. Fue en esa ocasión donde el joven Raphaël captó la atención de los medios por su belleza.

Además Carlota pasó por la alfombra roja del Festival de Cine de Cannes, por supuesto vestida con un Chanel.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?